La Guardia Civil ha descubierto una plantación 'indoor' de marihuana que se encontraba en el interior de una vivienda de Boo de Piélagos, donde había unos 10 kilos de cogollos de marihuana dispuestos para su venta, así como 55 plantas en fases de crecimiento.

El hombre que tenía alquilada la vivienda ha sido detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública.

En el interior, el detenido tenía dispuesto todo lo necesario para el crecimiento rápido de las plantas, como 30 bombillas de 600 watios, 20 ventiladores y un entramado de extractores, aires acondicionados, cableado, etcétera.

También se le considera responsables de un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico. Se estima en unos 20.000 euros el importe de luz consumida que no pasó por el contador de la vivienda.

La investigación comenzó a primeros de febrero cuando componentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Torrelavega detectaron que de un chalet de Boo de Piélagos emanaba un fuerte olor a marihuana.

Averiguaron que la vivienda estaba alquilada a un hombre con iniciales E.C.R.M., nacido en Venezuela, que no tendría un trabajo conocido pese a residir de alquiler en una zona de elevado coste.

Los agentes registraron ayer la vivienda, donde además de localizar los 10 kilos de cogollos de marihuana ya procesados, encontraron una compleja plantación 'indoo' en la que a pesar de que en esos momentos solo había 55 plantas en proceso de crecimiento, existían numerosas plantas que habían sido recién cortadas. Igualmente se intervinieron una pistola de aire comprimido y un arma prohibida combinada (arma blanca con puño americano).

Con esta actuación se considera desmantelado un punto de cultivo y posible distribución de marihuana en Boo de Pielagos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.