Imagen de las pruebas radiocarbónicas
Imagen de las pruebas radiocarbónicas CEDIDA

Este informe, elaborado por los arqueólogos Dirk Brandherm y Michal Krueger, de las universidades de Belfast (Irlanda del Norte) y Poznan (Polonia), aborda el yacimiento de Setefilla, localizado en Lora del Río y donde descansan los vestigios de una población fundada en la etapa media de la Edad del Bronce y una "extensa necrópolis ubicada a unos 900 metros" del poblado, cuya ocupación principal se adscribe al periodo antiguo de la Edad del Hierro.

La necrópolis, según este estudio recogido por Europa Press, consta de "unos 14 túmulos conocidos y varias tumbas aisladas fuera del ámbito de los túmulos", toda vez que este enclave constituye "uno de los yacimientos emblemáticos de la llamada cultura tartésica". "La cantidad de datos que han aportado las excavaciones realizadas en la necrópolis, junto con el detallado estudio tipológico y cuantitativo de los materiales, convierten a este yacimiento en un sitio clave para abarcar un amplio abanico de cuestiones" relacionadas con el proceso "orientalizante" del Suroeste de la Península Ibérica, recoge el informe.

Al respecto, abundan Dirk Brandherm y Michal Krueger que "desde los inicios de los trabajos, resultaba problemático establecer la cronología de las tumbas" de la necrópolis, con lo que este estudio ha consistido en la aplicación de pruebas radiocarbónicas en dos de los túmulos, uno de ellos con 66 tumbas y una cámara funeraria "vacía" cuando fue descubierta y otro de menores dimensiones y 33 tumbas.

DISCUSIÓN SOBRE LA CRONOLOGÍA

En ese sentido, los autores de este informe recuerdan que hasta hace unos 30 años, "se pensaba que la cronología" de estos dos túmulos oscilaba entre los siglos VII y VI antes de Cristo, auque "en la

actualidad se percibe la necrópolis de Setefilla como una fundación del Bronce Final o incluso anterior", pues sus enterramientos contienen vestigios de tal periodo, pero no "artefactos de tradición fenicia, ni otros objetos típicos de la Edad del Hierro, como por ejemplo cuchillos afalcatados".

En este contexto, el informe precisa la "enorme dificultad" encontrada a la hora de concretar "la situación cronológica del túmulo

B", el de menor tamaño y menor número de tumbas, aunque se le considera "posterior" al túmulo A, marcado por su cámara funeraria y sus 66 tumbas.

Así las cosas, las pruebas radiocarbónicas aplicadas sobre los restos humanos de 27 de las tumbas de los citados dos túmulos profundizan en la cronología de los mismos.

Y aunque "la gran mayoría de las nuevas determinaciones radiocarbónicas para las tumbas de Setefilla responde a las expectativas convencionales para contextos atribuibles a la transición entre el Bronce Final y el Hierro Antiguo y al período orientalizante del Sudoeste peninsular", lo cierto es que "las tres determinaciones de las tumbas A5, A47 y B18 señalan fechas bastante anteriores al siglo VIII, la cronología actualmente aceptada para el inicio de la ocupación funeraria de los dos túmulos".

FECHAS CONCRETAS

Más en concreto, las determinaciones radiocarbónicas reflejan que una de estas tumbas del túmulo A, marcado por su cámara funeraria y sus 66 enterramientos, correspondería al intervalo comprendido entre los años 1217 y 1023 Antes de Cristo, mientras otra de las tumbas se remontaría al periodo comprendido entre los años 1377 y 1004 antes de Cristo. En el caso del túmulo B, el de menores dimensiones, las pruebas atribuyen a una de sus tumbas una antigüedad de entre los años 1116 y 916 antes de Cristo.

"Según los nuevos datos, incluso parece plenamente posible que la ocupación orientalizante del círculo funerario B preceda la del círculo funerario A", abunda además el estudio.

Así las cosas, los autores de este estudio concluyen que "las nuevas determinaciones radiocarbónicas demuestran que la cronología absoluta de los túmulos A y B de Setefilla amplían de modo considerable los límites que solían proponer los modelos cronológicos tradicionales" para esta necrópolis, toda vez que "el inicio de la ocupación orientalizante de la necrópolis de base del túmulo B no parece más reciente que la del túmulo A, e incluso puede ser más antigua".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.