Según ha indicado este miércoles en una nota la concejala socialista Matilde Cruz, en los últimos cuatro meses el equipo de gobierno 'popular' debería haber sometido a control en sesión ordinaria a Aqualia en una ocasión, en dos a la concesionaria del servicio de recogida de basura y limpieza viaria, FCC, y hasta en tres a la responsable del transporte público, Castillo.

Además, para estas dos últimas tiene pendiente la convocatoria de sendas sesiones extraordinarias solicitadas por la oposición y cuya celebración debería ser de obligado cumplimiento. "El mayor obstáculo para el control público de las concesionarias es el propio alcalde, que no las convoca", ha asegurado Cruz.

La edil ha recordado que el compromiso con el cual nació esta comisión, creada en este mandato a propuesta del PSOE, fue el de convocar una reunión mensual. Asimismo, con la antelación suficiente, los grupos políticos presentarían peticiones de aquellos asuntos que quisieran conocer y analizar en estos encuentros.

El calendario fijado por el propio equipo de gobierno del PP establecía que los meses de enero, mayo y octubre chequearía a Aqualia; en febrero, junio y noviembre a FCC; Indra (responsable de alumbrado, fuentes y semáforos) en abril, septiembre y diciembre y Castillo, la titular del transporte público, en marzo, junio y diciembre.

"No se cumple ni el calendario ni se ofrecen datos de valor en estas reuniones, aquellos por los cuales se justifica esta comisión, que son los de conocer el cumplimiento de los contratos de estas empresas, cuánto gasta el Ayuntamiento en sostenerlos y los gastos extraordinarios que puedan generar, entre otros", ha afirmado.

"APAGÓN DE TRANSPARENCIA"

La concejala ha añadido que "este apagón en la transparencia" de las empresas concesionarias coincide en el tiempo con asuntos de relevancia en la gestión de los servicios públicos que hacen. En el caso de Aqualia, sigue sin explicarse el "escaso aprovechamiento" del fondo de 7.000 euros anuales que la empresa puso sobre la mesa para compensar la subida del precio del agua a todos los jiennenses con una ayuda a las familias con necesidades.

Con respecto a Castillo, hay pendiente una reunión extraordinaria de la comisión porque "no se ha procedido a la apertura de un expediente sancionador por la instalación de los tornos ni se ejecuta una auditoría externa a la empresa por los servicios municipales para conocer cómo se ajusta la subvención de un millón de euros" que el Consistorio entrega cada año a la titular del autobús urbano.

De FCC hay también pendientes dos convocatorias de este órgano, una ordinaria y otra extraordinaria. Durante este tiempo, FCC ha renovado por 20 años el contrato de recogida de basura y limpieza viaria de la ciudad a un precio de casi 14 millones de euros anuales "sin que la oposición y la opinión pública conozcan cómo se ha liquidado el anterior contrato, extinguido en 2012".

Tampoco se ha detallado, según ha dicho, cuánto han costado a la ciudad los seis años que la compañía ha facturado libremente por realizar esta prestación puesto que ya no había contrato en vigor, facturas que siguen llegando por goteo a los plenos. Igualmente, no se conoce "nada" de sus gestiones para restaurar el vertedero municipal, "cerrado por colmatación y por episodios de contaminación graves que incluso se encuentran en el juzgado".

Consulta aquí más noticias de Jaén.