La portavoz de IU, Cristina Pontón, ha defendido la moción instando al Ayuntamiento a sumarse a la huelga para que el 8 de marzo sea "un día histórico". Defendiendo el lema "si nosotras paramos se para el mundo" la moción presentada busca sumarse a los paros, movilizaciones y protestas organizadas en todo el mundo. A su juicio, toda la sociedad debería apoyar la huelga para luchar "contra la brecha salarial, el techo cristal, los bajos salarios, las jornadas parciales no deseadas, la invisibilización del trabajo no remunerado de cuidados, y para acabar con la tasa rosa en productos para mujeres".

La concejala del PSOE Marisa Ponga ha defendido la moción y ha señalado que las mujeres "exigen igualdad real" por la que el género "no determine el curso de nuestras vidas". Sobre la politización de la huelga, ha dicho que "no debería extrañar que los partidos se impliquen y apoyen, al igual que los sindicatos".

Desde Somos Oviedo, la edil Ana Taboada, ha celebrado que se haya logrado aprobar una declaración institucional conjunta con

motivo del 8 de marzo y ha respaldado la huelga feminista como una forma de luchar por las activistas muertas, las mujeres maltratadas o las mujeres desprotegidas en países africanos. Asimismo ha criticado la postura del PP por decir que la huelga del 8 de marzo es "elitista e insolidaria", y ha reclamado la equiparación salarial y la gratuidad y universalidad de la red de escuelas de 0 a 3 años.

Desde Ciudadanos, su portavoz Luis Pacho ha afirmado que, si bien su partido "respeta" la convocatoria de huelga, no la comparten porque no creen que sea "el camino más adecuado", ya que "se mezclan reivindicaciones feministas con la lucha contra el capitalismo, dotando de un tinte ideológico al feminismo cuando fuera de estas cosas todos los partidos buscamos la igualdad", ha defendido.

A su juicio, sí queda patente en la declaración institucional de todas las fuerzas el apoyo a las mujeres. "Para combatir la brecha salarial no hay que comprar el pack anticapitalista o antisistema", ha dicho.

Desde el PP la concejala Belén Fernández se ha reafirmado en la afirmación de que la huelga es "elitista" criticando las "malas costumbres de la izquierda" de dar un "sesgo partidista a todo lo que hacen, incluso cuando buscan el acuerdo unánime de la corporación".

Se ha referido también a la firma de la declaración institucional del Día de la Mujer, afirmando que todos los partidos firmaron, entendiendo que todos hicieron un esfuerzo por "aportar y renunciar" para conseguir un marco de unanimidad política. Ha reprochado al tripartito que acuerden "y luego arreen patadas políticas en la espinilla" de aquellos que no comparten su ideología.

"No vamos a respaldar la huelga, no porque no apoyemos a las mujeres y las políticas de igualdad, sino porque es una huelga elitista, excluyente, que aprovecha los problemas de las mujeres para canalizar ansias de personas y partidos muy concretos", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Asturias.