Según ha confirmado a Europa Press el abogado Jesús Sánchez, el juez de Instrucción número 5 de la capital leonesa que instruye el caso y que sustituye a la juez que ha llevado este proceso desde el inicio pero que se encuentra de baja, ha acordado archivar la denuncia "por prescripción" que solicitó uno de los exconsejeros pero que se hace extensible a la totalidad de ex miembros del Consejo de Administración.

Sánchez ha asegurado que el juez, "con mucho sentido y tras escuchar las declaraciones de varios exconsejeros", ha decidido archivar la causa porque ha pasado "una pila de años" ya que, tal y como ha recordado, el préstamo se concedió en enero de 2009 pero la querella, impulsada por IU y EA, no se presentó hasta mayo de 2013, y no se citó a declarar a quienes fueron miembros del Consejo de Administración de Caja España "hasta casi dos años después, en abril de 2013'.

Asimismo, Jesús Sánchez ha subrayado el hecho de que se esté juzgando la concesión de préstamos a Santos Llamas "y ni siquiera se le haya llamado a declarar, ni a los miembros del Comité de Riesgo ni a nadie de los órganos de control" de la entidad ni de la Comisión de la Caja que dio el visto bueno al préstamo.

Fue en 2009 cuando Caja España autorizó una refinanciación del crédito que se concedió a Santos Llamas para darle más plazo de pago, lo que venía haciendo todos los meses, sin demora, desde 2004, y a lo que en Banco de España no puso objeción.

Se le otorgaron tres años para poder devolver el dinero y se le concedió ese periodo de tiempo "porque era el pronóstico oficial del Banco de España para salir de la crisis", y se elevaron los intereses que debía abonar, según han explicado a Europa Press fuentes jurídicas, que han precisado que no se le exigieron a Llamas nuevas garantías.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.