Según ha informado la Diócesis cordobesa, la citada botella llena de líquido inflamable "ha sido encontrada a primeras horas de esta mañana en el alfeizar de la ventana situada en el ábside de la Parroquia de San Miguel", resultando que "la botella presentaba una mecha de papel, que había sido prendida, pero sin llegar a hacer combustión con la sustancia explosiva".

Ante tales hechos, el Obispado de Córdoba denunciará lo ocurrido en la citada comisaría de la Policía Nacional, si bien efectivos de la Policía Científica ya han procedido a recoger huellas dactilares del artefacto incendiario.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.