Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial que decretó el ingreso en prisión para los dos principales responsables del grupo así como la libertad provisional con cargos para el resto de encartados.

Las pesquisas policiales se iniciaron en el mes de enero poniendo de manifiesto desde un primer momento como el grupo desarticulado utilizaba diferentes lugares donde ocultaba el estupefaciente objeto de tráfico. Contaban además con un centro de adulteración y corte que finalmente fue descubierto en el interior de un trastero, donde se procedió a la intervención, entre otros efectos, de una prensa hidráulica de grandes dimensiones, una prensa manual, varios moldes, sustancia de corte y 400 gramos de cocaína.

En el resto de los registros practicados, un total de cuatro, se intervinieron otros 600 gramos de cocaína, un máquina envasadora al vacío, 1.305 euros en efectivo, diverso material informático, además de una defensa extensible, una navaja y una pistola de aire comprimido que era utilizada simulando un arma de fuego real.

Consulta aquí más noticias de Asturias.