Testamento vital
Uno de los puntos de registro del testamento vital en Andalucía. EUROPA PRESS/JUNTA

Cada vez más andaluces deciden dejar por escrito el tratamiento y los cuidados que quieren recibir en caso de no poder expresarlo ellos mismos llegado el momento. Lo hacen a través de la voluntad vital anticipada, conocida como testamento vital, un documento que la Junta puso a disposición de los pacientes en el año 2004. Tras unos primeros años más convulsos en los que el número de inscritos crecía y caía de manera intermitente, desde 2012 no ha dejado de incrementarse la cifra de personas registradas, aunque a un ritmo muy lento.        

El pasado ejercicio cerró con cerca de 37.000 personas inscritas en la comunidad, según los datos oficiales de la Consejería de Salud, de las que 3.433 registraron su voluntad a lo largo de 2017. Esta cifra supuso apenas 200 personas más que el año anterior, cuando se inscribieron 3.224, es decir, un 6,4% más. Aunque el dato del año pasado se acerca al número de inscritos más elevado que se ha registrado en estos 14 años, concretamente en 2007, cuando firmaron su testamento 3.736 andaluces.

La voluntad anticipada permite no solo dejar constancia del tratamiento que se quiere recibir, sino también nombrar a un representante (e incluso a un sustituto de este) que decida por el paciente. Pueden registrar este documento las personas mayores de edad, los menores de edad que estén emancipados y las personas incapacitadas judicialmente, siempre que en el momento de rubricar el testamento vital estén capacitados.

Para registrar la voluntad anticipada, Salud recomienda hablar primero con un profesional médico de confianza para determinar las preferencias sanitarias que se van a plasmar en el testamento. Una vez resuelto este punto, hay que rellenar una serie de documentos que están disponibles en la web de la Consejería de Salud (www.juntadeandalucia.es/temas/salud/derechos/voluntad), para posteriormente solicitar una cita para inscribir la voluntad anticipada en alguno de los Puntos de Registro de Andalucía. La cita se obtiene bien a través del teléfono de Salud Responde (955 54 50 60) o por internet, donde también se ofrece información de la ubicación concreta de los puntos de registro.

Si el testamento, una vez elaborado, no queda inscrito en el registro oficial, un trámite que es completamente gratuito, no tendrá ninguna validez. 

Una vez suscrita la declaración, se puede modificar siempre que el interesado lo desee, siguiendo los mismos pasos que durante el proceso de primera inscripción. Es importante saber también que lo especificado en el testamento vital registrado en Andalucía es igualmente válido en otra comunidad autónoma de España.

Málaga es la provincia que acumula actualmente un mayor número de inscritos en el registro oficial, con 8.780 personas, seguida de las provincias de Sevilla (7.644), Granada (5.375) y Cádiz (5.180). Completan el listado Córdoba (3.314), Almería (2.847), Jaén (2.094) y Huelva (1.740).

Consulta aquí más noticias de Sevilla.