El Instituto Armado ha indicado en un comunicado que las investigaciones se iniciaron tras detectar que se estaban cometiendo infracciones penales contra el patrimonio en viviendas, en el interior de vehículo y hurto de coches en la citada población de Baena.

Los autores, tras acceder al interior de los inmuebles y de los vehículos, sustraían principalmente equipos de sonido, herramientas, faroles y efectos de poco peso fáciles de transportar y de vender.

Las inspecciones oculares efectuadas en los distintos lugares donde se fueron cometiendo los robos han permitido a la Guardia Civil saber que todos ellos habían sido cometidos con un 'modus operandi' similar, lo que ha hecho sospechar a los investigadores de que "pudieran haber sido cometidos por un mismo grupo de personas".

Tras las primeras investigaciones, y fruto de la colaboración ciudadana, la Guardia Civil ha centrado sus sospechas sobre un grupo de personas de edades comprendidas entre los 30 y los 40 años de edad. Al mismo tiempo, los agentes han establecido un dispositivo de servicio específico en la comarca para prevenir este tipo de delitos.

Finalmente, se ha detenido a ocho personas en Baena, seis de ellas como presuntas autoras de los robos, y las otras dos como supuestas autoras de un delito de receptación de objetos procedentes de robo.

Los detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, que ha acordado el ingreso en prisión de dos de los detenidos. Asimismo, se han esclarecido 39 delitos contra el patrimonio y orden socioeconómico.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.