Guateque
Registros judiciales en la operación Guateque ARCHIVO

Joaquín Fernández de Castro, uno de los implicados en la 'Operación Guateque', la presunta trama relacionada con el cobro de comisiones ilegales en la concesión de licencias de apertura y actividad de locales, ha asegurado que "el único chorizo" del entramado es el jefe de la División de Impacto Medioambiental del Ayuntamiento madrileño, Victoriano Ceballos.

En una carta escrita desde la prisión de Alcalá Meco y fechada el 8 de diciembre, Fernández de Castro afirmó que la Concejalía de Medio Ambiente había entregado a los investigadores 350 expedientes de los que 150 habían sido agilizados.

Concejales llamaban al Área de Medio Ambiente para acelerar los expedientes.

Además, advirtió de que "concejales, altos cargos municipales y particulares" llamaban a este Área de Gobierno para que se aceleraran los expedientes, aunque mantuvo que él no tuvo nada que ver en estos trámites. "Los informes ambientales iban firmados solamente por el director general", sostuvo.

El imputado aseveró en su misiva que la custodia de los escritos era "tan deficiente, por no decir nula, que era sencilla su manipulación" con hasta 800 expedientes atascados.

También dijo que "todas las partidas económicas estaban dedicadas a pagar generosamente a los más de 300 cargos que desembarcaron con el nuevo alcalde (Alberto Ruiz-Gallardón)".

Finalmente, Fernández de Castro negó que en Medio Ambiente trabajen funcionarios corruptos y dejó entrever que la 'Operación Guateque' ha sido "inducida por un concejal que en la anterior legislatura dirigía una de las Concejalías más conflictivas".