La intervención, según informa la Junta, tiene como objetivo la retirada de placas de fibrocemento existentes en las cubiertas, así como de los bajantes pluviales, también del mismo material. A continuación se instalará sobre la estructura de cubierta una solución de chapa grecada con aislamiento y nuevos bajantes de PVC. En total, se activará sobre una superficie de cubierta de 850 metros cuadrados.

Esta actuación se enmarca en la planificación, para la retirada progresiva del amianto en las infraestructuras educativas, aprobada por el Consejo de Gobierno el pasado 5 de julio de 2016, que ejecuta la Consejería de Educación a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación y que cuenta con un presupuesto de 60 millones de euros hasta el año 2022.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.