En un comunicado, Ibáñez ha recordado que el aumento del paro en Cantabria el mes pasado, el mayor en la región desde febrero de 2012, viene acompañado de una pérdida de medio millar de afiliaciones a la Seguridad Social, todas ellas del Régimen General, donde en sólo un mes se han reducido en más de 700 (repuntan ligeramente los demás regímenes) y son asalariados que se han dado de baja y que se suman a los trabajadores que han pasado al desempleo.

"Todos los indicadores confirman un mercado laboral de Cantabria con serios problemas tanto en cantidad como en calidad del empleo, donde una vez más las mujeres son las más perjudicadas por el aumento del desempleo", ha resumido el responsable regional de Empleo de UGT, que también ha advertido de más de 20.000 desempleados no llegan a percibir una prestación por desempleo.

En este sentido, el sindicalista ha señalado que, en Cantabria, la tasa de cobertura por desempleo (porcentaje de los que cobran una prestación menos el colectivo sin empleo anterior) es de las menores del país, un 55,31%, a casi cuatro puntos de la media nacional y eso que ésta es de las más bajas de los últimos años (59,19%).

"Cantabria necesita con urgencia un cambio de modelo productivo orientado al sector industrial, capaz de generar empleo de mayor valor añadido y de crear un mercado laboral más sólido y no basado en la precariedad", ha reiterado.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.