En un comunicado, la secretaria de Empleo de CCOO, Laura Lombilla, ha lamentado que los datos demuestran que el mercado laboral de Cantabria "depende de sectores económicos débiles y de los programas de empleo subvencionado".

A diferencia de 2017, este febrero de 2018 crece el desempleo, encadena dos meses seguidos de aumento y supone que, desde el 1 de enero, 3.455 personas engrosan las listas del paro.

Casi la totalidad de los desempleados provienen del sector servicios porque Cantabria "se está quedando sin un tejido productivo de valor", ha advertido Lombilla, que ha recordado que las estadísticas están "muy condicionadas" porque aún no han comenzado los contratos del programa de empleo subvencionado de Corporaciones Locales, lo que también explica "el desastre de unas cifras que esconden el drama para las personas", ha insistido.

CCOO ha insistido en que el modelo productivo de Cantabria no genera valor añadido y "sólo" ofrece empleos de baja calidad, temporales y que hacen del Servicio Cántabro de Empleo "una puerta giratoria".

"No hay ninguna buena noticia: crece el paro, caen los contratos firmados (-11,79%), y Cantabria es la tercera comunidad donde menos contratos indefinidos se han firmado (un 10,67% menos que en enero)", ha repasado.

A su juicio, los políticos "han estado tratando de camuflar la situación, pero ésta es terca y tiene consecuencias reales en personas reales". El diagnóstico es claro para Lombilla, y es que "la precariedad del mercado laboral en la región es estructural".

Además, la pérdida de afiliados a la Seguridad Social (577 en febrero) "sigue mermando la solidez del Sistema Público de Pensiones, amenazando el fondo de reserva". "No hay un problema de pensiones, hay un problema de cantidad y calidad de empleo", ha alertado.

El 52,61% de las personas que han engrosado las listas del paro (473) son mujeres, "lo que confirma que la precariedad tienen rostro de mujer y nos obliga a trabajar con

fuerza de cara a la huelga general convocada para el 8 de marzo", ha remarcado. Además, ese rostro tiene un perfil definido porque el 24,47% del total de desempleados (220) son mujeres de entre 25 y 40 años de edad.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.