El Parlamento de La Rioja no ha apoyado hoy la medida propuesta por Ciudadanos para que los vehículos pesados accedan a la N-232 para descanso o avituallamiento. El consejero de Fomento, Carlos Cuevas, ha asegurado que "no es fácil" compatibilizar la reducción de accidentes con el apoyo a las empresas de servicios de la N-232 "pero se está buscando".

Momentos antes, todos los grupos políticos habían apoyado plantear soluciones viables, y acordes con la medida ya adoptada de desviar el tráfico pesado a la AP-68, para minimizar el impacto en sectores como la hostelería (que ya no ven pasar transportistas a comer o descansa).

Sin embargo, al entender que "la seguridad es prioritaria", en palabras del 'popular' Pedro Sáenz Rojo, no han apoyado hoy a Ciudadanos su petición que, en concreto, pedía acceder a la Nacional-232, por parte de los vehículos pesados, entre las 13:00 y las 16:00 horas, y las 21:00 y las 06:00 horas.

"Ha votado que sí a una medida genérica, pero no a medidas concretas. Eso es hipocresía política", ha espetado el portavoz de Ciudadanos, Diego Ubis al PP. "Vamos contra los transportistas, vamos contra los ciudadanos", se ha preguntado al tiempo que ha reclamado un acuerdo para que "se haga algo".

La portavoz adjunta de Podemos Ana Carmen Sáinz ha dicho que se podrían articular salidas desde "Agoncillo, Recajo, Logroño y Navarrete, porque la distancia no supera los diez kilómetros y hay menos accidentes"; pero la propuesta de Ciudadanos, ha dicho: "Es un riesgo que no estamos dispuestos a asumir" dado que "la medida de urgencia", del desvío obligatoria, "está dando buenos resultados".

"Nos genera dudas, no queremos echar por tierra el logro en la siniestralidad", ha añadido y, en este sentido, el socialista Francisco Ocón, se ha centrado en "defender el bien superior de la gente que circula por la Nacional-232" y ha recordado que desde este partido se pidió "bonificación del cien por cien para vehículos pesados en la AP-68".

"Yo propondría que, desde el propio Ministerio, se iniciaran medidas de salvedad para intentar conjurar" el interés de los establecimientos hosteleros y frenar la siniestralidad.

Desde el PP, Sáenz Rojo ha creído necesario trabajar cómo articular el minimizar las consecuencias para los establecimientos. "En ello estamos", ha añadido el consejero de Fomento, Carlos Cuevas, y ha asegurado "entender" las demandas de los empresarios afincados en la Nacional-232.

"La medida está funcionando para el principal objetivo, que es reducir la siniestralidad" ha dicho al tiempo que ha asegurado que habla, semanalmente, con Tráfico y el Ministerio de Fomento.

Ha recordado que se clamaba contra la "sangría" de los accidentes, y el Gobierno tomó medidas, acordando el desvío. "Y desgraciadamente, cuando se toma una medida de esta naturaleza no se toma contra nadie, se hace a favor de evitar muertes".

"La realidad es que no ha habido ningún fallecido", ha insistido. Ha reconocido que el convenio tiene "un coste" y que la autopista "no estaba preparada".

Ha adelantado que habrá nuevos enlaces, como en de Lodosa, o el de la LR-250, en Villamediana. "No se puede querer todo junto y a la vez, estamos trabajando en que esas afecciones negativas sean las menos, pero como sociedad teníamos un objetivo prioritario: reducir los accidentes".

Miembros de la Plataforma de Afectados por el Desvío Obligatorio por la AP-68 se han concentrado frente al Parlamento y parte ha seguido el debate

Consulta aquí más noticias de La Rioja.