Francesc Colomer
Francesc Colomer I.CABALLER/CORTS VALENCIANES - Archivo

"La Magdalena, en virtud de la ciudad de Castellón, que es abierta y hospitalaria, volverá a seducir y a hacer una enorme exhibición de acogida", por lo que "la participación de la gente desde dentro y desde fuera" será sin duda un éxito", ha subrayado el responsable de Turisme.

Colomer considera que el hecho de que las fiestas tengan este resultado de afluencia de gente, desde el punto de vista de la hostelería y la hotelería, "es lo que tiene que ser". "El mérito es del sector y de la sociedad", ha añadido.

En su opinión, lo que hay que aprovechar es que "esta gente que nos visitará se conviertan en prescriptores de nuestro destino y que aprovechen para redescubrir Castellón en el mapa turístico, su gastronomía, su hospitalidad, su amabilidad, su patrimonio, su paisaje, su clima y sus playas, de tal manera que podamos fidelizarlos en el futuro".

"Las fiestas tienen ese papel", ha apuntado Colomer, quien ha indicado que el hecho de que, por ejemplo, a las Fallas venga mucha gente y estén reconocidas como Patrimonio de la Humanidad es "muy importante", pero sobre todo para conseguir la desestacionalización.

Consulta aquí más noticias de Valencia.