Nieve en Lleida
Nieve en Lleida EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Lleida ofreció este martes a dos familias que viven en campamentos ir a una pensión para resguardarse del intenso frío ocasionado por la nevada, una de ellas lo aceptó y a las otras once personas que lo rechazaron el consistorio les suministró mantas.

El Ayuntamiento ha mantenido el nivel 1 del Plan Iglú, que implica "que no hay ninguna restricción y se aloja en todo el mundo que lo solicite", ha explicado el alcalde, Àngel Ros, en rueda de prensa.

La Policía Local y los Servicios Sociales también han hecho la tarea de ir a buscar a personas sin techo para albergarlas y han alojado en el albergue Jericó y el Espai Zero a 133 personas, la cifra más alta de este invierno.

Àngel Ros ha destacado que la ciudad ha funcionado con plena normalidad y sin ninguna incidencia destacable durante el episodio de alerta por la nevada.

El Ayuntamiento ha contado con 17 equipos dedicados a la limpieza de las calles y a tirar sal allí para evitar la formación de placas de hielo, esparciéndose más de 100 toneladas.

La Policía Local ha recibido unas cuarenta llamadas pidiendo sal en determinados puntos, como entradas en parkings y el transporte público y la recogida de basuras ha funcionado con normalidad.

Todas las guarderías han abierto, a excepción de las de Sucs y Raimat, debido a los problemas de los maestros para llegar a su puesto de trabajo.

Desde el servicio de teleasistencia se ha hecho una labor preventiva de llamar a las 319 personas con mayor nivel de riesgo, porque están enfermas o viven en casas aisladas, para verificar que están bien.

Consulta aquí más noticias de Lleida.