Vías de tren cubiertas por la nieve. Nevada sobre líneas ferroviarias.
Vías de tren cubiertas por la nieve. Nevada sobre líneas ferroviarias. EUROPA PRESS

Así, el Alvia procedente de la capital (7.45 horas) ha llegado a Cantabria con "tres horas" de demora, en concreto a Torrelavega, desde donde los viajeros han sido transbordados en autobús hasta su destino final, para evitar acumular más retraso en la correspondiente salida del tren hacia Madrid, que también partirá desde esta localidad del Besaya después que los pasajeros hayan sido trasladados igualmente por carretera.

Por su parte, el convoy que partió, también a primera hora de la mañana, de la capital cántabra (7.05 horas) hacia Alicante y que estuvo asimismo parado en la localidad palentina, ha pasado con "cuatro horas" de retraso por Valladolid, desde donde continuará hasta Madrid, según ha informado Renfe a Europa Press.

Este Alvia retomó la marcha en Palencia sobre las 12.30 horas, pero volvió a estar parado una hora y media más en Villamuriel, donde cambia el ancho del eje, y debido a que la infraestructura estaba afectada por "congelación", por la nieve y bajas temperaturas.

De continuar así esta tarde, para cuando se produzca el cruce de trenes la compañía ferroviaria ha previsto transbordar a los pasajeros de un tren a otro, para evitar así "grandes retrasos" como los sucedidos esta mañana en los dos Alvia, que sumaban 210 viajeros.

A primera hora de la jornada, la nieve caída en Cantabria también ha afectado, de forma generalizada, a los servicios de Cercanías, que han sufrido "retrasos", "pequeños" según la compañía, aunque la situación en estas líneas se ha ido normalizando a lo largo de la mañana.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.