Rodilla
Un fisioterapeuta tratando el dolor de rodilla. Pixabay

Comisiones Obreras ha informado de que el gabinete técnico de prevención de riesgos de este sindicato ha logrado que se reconozca como enfermedad profesional la bursitis de rodilla (inflamación del líquido de la misma) sufrida por un trabajador dedicado a la instalación del parqué, "una labor que se desarrolla la mayor tiempo del tiempo de rodillas", ha destacado.

En nota de prensa, ha explicado que el trabajador, que desempeña su labor en Logroño, acudió a la Mutua "cuando empezó a sentir dolores que le impedían realizar su trabajo". Ésta "no la consideró enfermedad laboral, así que le remitió a la Seguridad Social".

El sindicato ha constatado que la Evaluación de Riesgos de su puesto de trabajo reconoce como riesgo las posturas forzadas por el hecho de trabajar arrodillado durante la mayor parte de la jornada.

Tras la negativa de la Mutua a asumir la patología como Enfermedad Profesional, y dada la imposibilidad de trabajar, el trabajador comenzó la baja médica por Enfermedad Común a través del médico de cabecera.

Posteriormente, acudió al sindicato para asesorarse sobre las posibilidades de actuación en estos casos, donde se le informó del procedimiento para reclamar la contingencia como laboral ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Tras reunir la documentación necesaria para fundamentarla, se elaboró la reclamación y se interpuso ante la Seguridad Social, que finalmente ha reconocido, el 22 de febrero, el carácter profesional de la contingencia declarándola enfermedad profesional. No ha sido necesario, por tanto, recurrir a la vía judicial.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.