Según informa la Policía en un comunicado, la detenida se introducía en los comercios cuando observaba que no había clientes y blandiendo una navaja amenazaba a los empleados para apoderarse de artículos de perfumería de elevado valor y huir de la zona antes de que llegaran al lugar los agentes de la policía alertados por lo ocurrido.

La Comisaría de la Policía Nacional de Jerez mantenía abierta una investigación con el objetivo de identificar y proceder a la detención de la mujer descrita por los testigos como autora de los dos atracos, ambos los había cometido con gran agresividad utilizando un arma blanca tipo navaja cuando no había clientes y, preferentemente, cuando era atendida por mujeres a las que vertía amenazas graves mientras se hacía con material de perfumería de elevado valor.

Por ello, la Policía mantenía reforzada la presencia de agentes uniformados en la zona afectada que disponían de la descripción física de la autora así como información de los negocios afectados y las horas en las que se habían producido los hechos.

Sobre las 13,45 horas del pasado 21 de febrero la detenida volvió a actuar contra un local de perfumería, en esta ocasión en un negocio ubicado en las cercanías de la Plaza de las Angustias. Los testigos y empleados del negocio afectado localizaron a varios agentes de la Unidad de Motocicletas de la Policía Nacional que se encontraban en la misma plaza y les indicaron tanto la descripción de la autora como la dirección que había tomado en su huida.

Instantes después la autora era localizada por los agentes en la Plaza de Abastos, en el cacheo de seguridad realizado por una agente femenina se encontró que llevaba varios artículos de perfumería entre sus ropas en una bandolera especialmente habilitada para introducir este tipo de objetos.

De esta manera, en base a los hechos ocurridos y a su identificación como autora de los hechos previos fue detenida como autora de dos delitos de robo con violencia y un tercero de hurto y trasladada hasta las dependencias de la Comisaría de Jerez donde ingresó en calabozos hasta que fue puesta a disposición de la Autoridad Judicial en funciones de Guardia. La detenida, de 45 años de edad, cuenta con un antecedente previo por la comisión de un ilícito penal en la ciudad de Jerez.

Las detenciones han sido realizadas por los agentes integrantes de la Unidad de Motocicletas (Omegas) de la Brigada de Seguridad Ciudadana con la investigación realizada por los agentes del Grupo de Delitos Contra la Personas de la Brigada de Policía Judicial, todos ellos integrantes de la Comisaría de la Policía Nacional de Jerez.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.