Imagen de  la zona de la Concha de El Espolón
Imagen de la zona de la Concha de El Espolón EUROPA PRESS

Antoñanzas considera que "la igualdad efectiva entre hombres y mujeres continúa siendo un objetivo urgente e inaplazable, pero, lamentablemente, aún muy alejado de la realidad". A su juicio, "multitud de textos normativos, internacionales, europeos y nacionales recogen la importancia de alcanzar esta igualdad efectiva entre mujeres, sin embargo, la desigualdad persiste, a pesar de las leyes".

Para el regionalista, "no logramos avanzar lo suficiente en la erradicación de estereotipos de género, discriminación o violencia, las mujeres siguen siendo frenadas en diferentes ámbitos de nuestra vida social", por lo que ha señalado que "resulta imprescindible apostar por medidas concretas que consigan que la igualdad legal se transforme en igualdad real".

En este sentido, ha apuntado que "nuestra propuesta no afecta solo a las mujeres trabajadoras, sino que va destinada a todas las mujeres en cualquier rango de edad, desde la tercera edad a las adolescentes".

Como ha detallado Montenegro, el Gobierno de La Rioja ha publicado recientemente el estudio "Diagnóstico de género de la Comunidad autónoma de La Rioja" del que se desprende que las desigualdades en La Rioja quedan patentes en todos los ámbitos y, además, que a diferencia de otras comunidades cercanas que disponen de institutos o leyes autonómicas en materia de igualdad, La Rioja no ha sido capaz de articularlos.

Las manifestaciones de las desigualdades son evidentes, según ha informado Montenegro, con "el 93,6% de los hombres ocupados tienen jornada a tiempo completo frente al 73,7% de las mujeres, existe una segregación horizontal porque algunos sectores están condicionados por la tradicional división sexual del trabajo, con el 81,2% de las mujeres ocupadas lo están en el sector servicios".

También ha lamentado la "escasa presencia de mujeres empresarias y en puestos directivos, sólo el 5,2% de las empresas riojanas dispone de un plan de igualdad, escasa presencia de mujeres en los premios institucionales, las mujeres riojanas están infrarrepresentadas en los ámbitos culturales o que muy pocas mujeres participan en la toma de decisiones de las entidades deportivas, con solo el 12% de federaciones presididas por mujeres".

En este marco, Antoñanzas ha recordado que el Consistorio logroñés impulsó el Plan estratégico para la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres de la ciudad de Logroño (2012-2016), que "ni se ha evaluado ni hay otro en marcha, no se puede estar todo el día debatiendo en mesas y comisiones, sin concretar medida alguna, no tiene sentido, urge tomar medidas eficaces".

"TRABAJAR DESDE EL ORIGEN".

El concejal cree que "la violencia es la máxima expresión directa de las desigualdades, creo que reforzar las medidas contra la desigualdad es la mejor forma de prevenirla, por lo que apostamos por trabajar desde el origen para erradicar esta lacra social".

"Desde las instituciones públicas tenemos la oportunidad de crear programas, órganos, medidas concretas, promover recursos, medios e instrumentos de acción y participación social de las mujeres e incrementar su voz, presencia y participación cívica y política en los espacios públicos e institucionales", ha valorado Antoñanzas.

Por ello, el concejal regionalista ha manifestado que "deberíamos ser capaces de descender a lo concreto en cuanto a materializar recursos y herramientas para luchar contra la discriminación a la mujer".

La propuesta de Antoñanzas es "crear un nuevo recurso municipal integrador, generador y dinamizador de diferentes proyectos, actuaciones y prácticas positivas en materia de igualdad, se trataría de crear la Casa de la Mujer como eje vertebrador de iniciativas y acciones positivas de promoción de la igualdad real de la mujer en nuestro entorno".

El regionalista lo concibe como "un espacio que articule la participación y aglutine diferentes colectivos y asociaciones que compartan proyectos de igualdad". Según sus palabras, "que algún día la igualdad sea una realidad dependerá, en gran medida, de la implicación y compromiso real de las instituciones públicas, hay que dotar este recurso e impulsarlo, no es suficiente acordarse de la mujer dos veces al año", mantiene el regionalista.

Antoñanzas propone ubicar la Casa de la Mujer en "el espacio municipal que se encuentra tras y bajo la concha del Espolón, por su situación emblemática en el centro de la ciudad y, al mismo tiempo, para evitar la degradación de ese espacio".

Según el Concejal del PR+, la Casa de la mujer se encargaría de visibilizar, sensibilizar desarrollar investigación sobre las desigualdades existentes entre mujeres y hombres mediante acciones concretas; generar instrumentos de análisis y detección de situaciones de desigualdad de género (grupos de debate, tablón de denuncias, creación de un observatorio local en materia de igualdad) y sus correspondientes propuestas de corrección.

También contribuiría a dotar a la ciudad de un espacio de referencia en cuanto a reivindicación de los derechos de las mujeres, promoviendo la movilización para conseguir una sociedad más igualitaria; disponer de un espacio de participación que articule a los diferentes colectivos feministas, asociaciones que luchen por la igualdad y mujeres a nivel individual para establecer líneas en común y generar una acción colectiva.

Igualmente, se encargaría de diseñar programas específicos de igualdad, empoderamiento, acción positiva y transversalidad de género dirigidos a toda la sociedad; promover actividades promocionales como divulgar producción artística, cultural, literaria, científica, etc. realizada por mujeres mediante ciclos, exposiciones y festivales temáticos; y generar y albergar documentación y guías de recursos para mujeres, etc.

A juicio del regionalista, "la Casa de la Mujer complementará otros recursos de carácter asistencial, jurídico o terapéutico que ya atienden en La Rioja las manifestaciones extremas de discriminación como es la violencia de género (Servicios Sociales, Oficina de Atención a la Víctima, Red vecinal, Centro asesor de la mujer)". En su opinión, "no duplicaría esfuerzos, sino que estaría reforzando los recursos existentes".

Antoñanzas defiende que la implantación de la Casa de la Mujer debería "estar coordinada por la técnica del área municipal de Mujer y traer consigo la incorporación de más empleados públicos destinados a la coordinación y desarrollo de las actuaciones previstas (Agente de Igualdad y/o Promotor/a de Igualdad).

En definitiva, ha concluido el edil del PR+, "lo que pedimos es que el Ayuntamiento de Logroño dote a la ciudad del espacio y recursos materiales y humanos adecuados para crear el proyecto denominado Casa de la Mujer".

La iniciativa se promovería "con el fin de impulsar actividades de sensibilización, formación, información, investigación, impulso a la participación y acción cívica de asociaciones, colectivos de mujeres y mujeres en general, así como trabajar en el diseño e implementación de programas específicos de igualdad dirigidos a toda la sociedad".

La idea de Antoñanzas, como ha concluido, es también "implicar a todos aquellos colectivos de mujeres que persigan fines de igualdad de género para elaborar el proyecto, sus contenidos y actuaciones, de manera conjunta".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.