El Ayuntamiento de Santander ha sacado a licitación la construcción de los nuevos talleres municipales y de la sede de la Policía Local en Camarreal por un importe de 11,5 millones de euros, lo que la convierte en la más importante en los últimos 12 años.

En concreto, el proyecto asciende a 11.506.885 euros, que incluyen todo el equipamiento de ambos edificios, "tipo llave en mano", y tiene un plazo de ejecución de 14 meses, por lo que la previsión es que esté en funcionamiento a finales del verano de 2019.

Tras la aprobación por parte de la Junta de Gobierno local, la licitación de este proyecto abierto, con regulación armonizada, ha sido publicada el pasado viernes 23 en el Boletín Oficial de la UE, de forma que las ofertas se podrán presentar hasta el 3 de abril y las obras comenzarán antes del verano.

Así lo ha anunciado hoy en rueda de prensa el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, quien ha reconocido que el proyecto "ha llevado más tiempo de lo esperado".

En 2008 se iniciaron en la parcela de Camarreal ubicada frente a la actual sede del TUS los trabajos de ejecución del edificio para acoger los nuevos talleres municipales y otras dotaciones si bien la obra quedó parada después de que la adjudicataria entrara en concurso de acreedores.

Y en septiembre de 2017 el Ayuntamiento anunció la licitación antes de fin de año, pero se ha retrasado hasta ahora porque "ha exigido un esfuerzo añadido" que se traduce en una "mejora sustancial" de las sedes de cara a conseguir una administración "moderna", ha explicado Díaz.

Además, el edil ha recordado que el Gobierno local ha consignado una partida de siete millones de euros en el presupuesto municipal de este año para las obras correspondientes a 2018.

PROYECTO

Para estas instalaciones, ubicadas en una parcela de casi 10.000 metros cuadrados, se aprovecharán las obras ejecutadas antes de que fueran paralizadas en 2008, con lo que el edificio tiene parte construida: está en estructura y con algunos cerramientos ya ejecutados.

Así, se va a "respetar" la configuración de lo ya ejecutado en esta parcela, ubicada junto a una glorieta que une la N-611 en Camarreal y la calle Severo Ochoa que conduce al Parque Científico y Tecnológico.

Las instalaciones tendrán una superficie construida total de 17.870 metros cuadrados y se articularán en torno a dos volúmenes: el de la zona oeste dedicado a los talleres municipales, de 9.204 metros cuadrados, y el este a la Policía Local, con una superficie construida de 8.575 m2. Ambos estarán comunicados entre sí por un pasillo y que tendrán varias plantas.

La planta sótano tiene dos partes y accesos diferenciados, uno para los talleres municipales y otro para la sede de la Policía.

En la zona perteneciente a los talleres municipales habrá un espacio dedicado a instalaciones generales, un almacén y un aparcamiento para 20 vehículos.

Mientras, la dedicada a la Policía contará con una galería de tiro de 450 metros cuadrados, con 10 líneas de tiro de 28 metros de alcance de disparo; una zona de almacén para señalización; aparcamiento de motos y talleres de lavado y un área para detenidos de 175 metros cuadrados, que tendrá un acceso directo de vehículos, una zona de control y seguridad, un espacio para cacheos y salas para encuentros con letrados.

En la planta baja, la parte dedicada a los talleres municipales tendrá una superficie de 3.519 m2, en la que se ubicarán el taller metálico, el de carpintería, zona de administración y almacenes.

Los talleres municipales y la Policía Local compartirán en esta planta un taller del automóvil.

En la zona de la planta baja dedicada a la Policía Local, con una superficie de 2.042 metros cuadrados, estará dotada de un gimnasio de 370 m2 completamente equipado; un área destinada a la educación vial; un pequeño museo de la Policía; aulas de formación; despachos y mostradores de atención al público y una zona independiente para menores detenidos.

Los talleres municipales tendrán una entreplanta de 730 m2 dedicada a administración, mientras que el volumen de la Policía Local estará dotado de una primera planta de 1.883 m2 de dependencias para la actividad interna de los agentes.

Así, habrá vestuarios, área de descanso y biblioteca, aseos, una zona de multiactividad en la que podría instalarse una galería de tiro virtual; un centro de coordinación de los servicios de la Policía; despachos; salas de formación y pase de lista y armero.

También el proyecto contempla que se de uso a la cubierta de estas instalaciones, que será una zona de aparcamiento para vehículos municipales a la que se podrá acceder a través de un rampa.

Además, se va a utilizar una parcela municipal que el Ayuntamiento dispone frente a las nuevas instalaciones como aparcamiento en superficie con capacidad para 56 vehículos.

En los talleres trabajan más de 70 personas y la Policía Local tiene, entre personal de oficina y de calle, unos 225 efectivos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.