Fuentes de Comisiones Obreras Servicios de Castilla y León han mostrado su satisfacción en un comunicado recogido por Europa Press tras el acuerdo, alcanzado el pasado viernes, por el cual se reduce el número de afectados de 138 a 125, y además serán ceses voluntarios indemnizados en lugar de despidos.

Los ceses serán voluntarios a excepción de doce puestos (de los que seis obedecen a duplicidades de puestos de dirección y otros seis que tienen posibilidad de recolocación directa), mientras que existe el compromiso de iniciar conversaciones sobre la negociación de un marco de condiciones laborales en la empresa tras un período de paz social.

Todos los ceses voluntarios serán indemnizados y las recolocaciones se llevarán a cabo en centros de la misma provincia en la que la persona trabajadora afectada viene prestando servicios en estos momentos.

En estos momentos la empresa cuenta con 1.100 empleados, de los que 15 trabajadores están en Castilla y León -once en Valladolid, uno en Salamanca y tres en Burgos.

"Por nuestra parte entendemos que es un muy buen acuerdo resultado de la implicación masiva de los trabajadores en la pasada huelga -llevada a cabo entre el 19 y el 23 de febrero- y de CCOO en la reivindicación para lograr un mejor acuerdo que el inicial", han remarcado desde el sindicato.

"Creemos que el hecho de que los proveedores estaban sin suministros puede ha sido determinante para que la Dirección de Selecta haya cambiado de parecer y se haya sentado a negociar este ERE de extinción, que no tiene explicación alguna", ha recalcado el secretario general de CCOO de Servicios de Valladolid, Raúl García.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.