En este sentido, la Administración local ha recalcado que "al inicio del mandato no existía ningún plan de actuación para el arbolado y más de 2.500 ejemplares en situación de riesgo". Ante esta situación, se han adoptado "medidas urgentes" de saneamiento y apeo de ejemplares, se han repuesto miles de alcorques vacíos y se han reorganizado los servicios de podas y conservación, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

Con respecto a la seguridad de la población, el gobierno municipal ha calificado de medida "prioritaria", por lo que "desde el primer momento se han definido planes y estrategias de actuación basadas en un diagnóstico exhaustivo del arbolado de la ciudad".

Asimismo, desde el Ayuntamiento han recordado que a partir del próximo jueves se pondrá en marcha el nuevo modelo de gestión del arbolado y zonas verdes, que supondrá un 50 por ciento más de personal y un 20 por ciento más de recursos económicos.

En esta línea, el gobierno ha precisado que el Servicio de Parques y Jardines tiene en ejecución un plan de saneamiento y apeos de urgencia del arbolado en mal estado de toda la ciudad y otro para replantaciones, y a partir del jueves contará con dos equipos destinados exclusivamente al arbolado viario. Además, se ultiman los trámites para la adjudicación de contratos para los saneamientos del Parque de María Luisa y de otros jardines históricos más las revisiones periódicas que se están afrontando debido a los efectos de la escasez de lluvias sobre la arboleda.

El nuevo modelo de gestión del arbolado y zonas verdes con los diez contratos supondrá un refuerzo en los trabajos de mantenimiento, conservación y plantación. Con 54,20 millones de euros de presupuesto total, tendrá una plantilla de entre 340 y 350 personas, lo que implica la subrogación de los 221 trabajadores actuales y la contratación de al menos 117 personas antes de entrar en funcionamiento -con un 50 por ciento de incremento con respecto a la plantilla actual-.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.