La suelta de ambos ejemplares ha tenido lugar por parte de la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura, y con la misma se "refuerza" la población de esta especie en la comunidad y se "garantiza" la "imprescindible" variabilidad genética, según destaca la propia administración regional en nota de prensa.

En concreto, se trata de un macho, de nombre "Osiris", procedente del Centro de Cría de Olivilla y, de una hembra llamada "Oriel" del Centro de Cría de Granadilla.

A esta suelta, hay que sumar en este año, la del pasado viernes, 23 de febrero, en el área de Matachel, donde se soltó a una hembra llamada "Osadía" procedente del Centro de cría en cautividad de Granadilla.

Todas las liberaciones se han hecho mediante el método de suelta dura, y con estos tres individuos liberados, ya son 39 los linces que viven en libertad en la región.

Los linces reintroducidos este 2018 irán equipados con un GPS de localización que permitirá hacer un seguimiento de los desplazamientos y usos del territorio, proporcionando información sobre los hábitos de dispersión de la especie y las posibles zonas de interconexión con otras poblaciones de la Península Ibérica.

Las acciones de reintroducción del lince en Extremadura se iniciaron en 2014 como parte del proyecto Life+lberlince para la recuperación de la distribución histórica del lince ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal.

Es un proyecto transnacional, cofinanciado al 61,57 por ciento por la Unión Europea y coordinado por la Junta de Andalucía, en el que además participan las comunidades de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia, y colaboran el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y las organizaciones medioambientales CBD-Hábitat, VVWF, Secem y Adenex, además de las cinegéticas Aproca y la Federación Éxtremeña de Caza, y las empresas privadas Agroforex, Fomecam y Acajú.

ATROPELLO

Por otra parte, agentes de la Guardia Civil del Seprona localizaron el pasado domingo el cadáver de un ejemplar de lince ibérico en la carretera EX-105 en el tramo que va de Don Benito a Guareña, en el kilómetro 13.

El personal del proyecto Life+Iberlince comprobó que efectivamente se trataba de un ejemplar de lince ibérico, concretamente un macho de nombre "Ogum", liberado en enero en el Valle del Matachel, explica la Junta.

El lince atropellado ha sido trasladado al Centro de Recuperación de Fauna "Los Hornos" de Sierra de Fuentes de la Dirección General de Medio Ambiente para hacer la correspondiente necropsia.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.