Así lo han señalado, a través de un comunicado recogido por Europa Press, el secretario general de FSC-CCOO Carlos Julio López y el secretario de Acción Sindical, Juan Carlos Cáceres, en una rueda de prensa donde han denunciado la "intransigencia" de la patronal y la "complicidad" de UGT.

En este sentido, ambos representantes han señalado que después de tres años de "intensas y conflictivas" negociaciones, en las que pese a las muchas movilizaciones habidas la patronal apenas se ha movido de sus "pretensiones reaccionarias", ahora ésta y UGT pactan algo que para lo único que sirve, a su juicio, es para "volver a las condiciones habidas hace ahora seis años (2012)". "Y eso no lo vamos a permitir", ha dejado bien claro Cáceres.

"También nos oponemos al referéndum que pide UGT y, qué casualidad, que apoya sin reservas la patronal. Por lo tanto, desde CCOO mantenemos como válida la consulta realizada hace unos tres meses, en la que los trabajadores rechazaban la anterior propuesta, parecida a esta", ha apuntado Juan Carlos Cáceres. En estos momentos hay unas 1.800 personas trabajadoras en la Comunidad en este sector.

COMISIÓN NEGOCIADORA

El

pasado día 29 de enero de 2015 se constituyó la Comisión Negociadora del Convenio para el Transporte Sanitario de Castilla y León formada por parte de la representación sindical por cinco miembros de CCOO y otros tantos de UGT.

Desde ese mismo día, CCOO se propuso un objetivo claro "recuperar EL cinco por ciento que fue arrebatado a todos los trabajadores" y, a partir de ahí, conseguir un "convenio digno", tanto en lo económico como en el resto de materias de negociación.

Así, son "muchas" las propuestas que han llevado a la mesa de negociación, además de convocar movilizaciones, concentraciones y huelgas que permitieran el "desbloqueo de la negociación", ha continuado.

En este punto han recordado que el pasado 14 de febrero se celebró una nueva reunión del convenio, donde la patronal Aleca mantuvo su "pírrica" oferta económica. "Pero lo que es peor es que la otra organización sindical, UGT, sí la ha aceptado. Ellos han firmado un nuevo preacuerdo, y ya van tres, con el texto final. Esto es inaceptable", ha manifestado Cáceres.

UNA TOMADURA DE PELO

Así, CCOO se ha negado a firmar este documento principalmente por lo "escaso" de la oferta económica. "En anteriores oportunidades ya exponíamos nuestras razones para la no firma, y que ahora volvemos a repetir para que los trabajadores y trabajadoras del sector tengan un conocimiento claro del porque no lo hacemos", ha continuado.

Cáceres ha recordado que la oferta económica ofrecida por Aleca, y aceptada por UGT, "es la peor de las presentadas hasta ahora", lo que se traduce en que cada trabajador, al menos, va a cobrar "91 euros menos al mes" -si se tiene el plus de localizado y si es conductor de

ambulancia convencional será de 73 euros menos, y si se es médico o enfermero serán 176 euros menos- en el conjunto de los años 2017 y 2018.

También han denunciado, lo que para ellos es el "segundo regalo" que la patronal, en el pasado año de 2017, ha conseguido unos beneficios de unos 812.000 euros. Es decir, recibe de la Junta de Castilla y León 1.062.000 euros y paga a los trabajadores y trabajadoras unos 253.000€ de atrasos. "Por si lo anterior fuera poco y no tuvieran ya bastante, la oferta aceptada por UGT para el año 2018, con esa propuesta de variables, es cero por tanto, un regalo más", ha espetado.

De nuevo la patronal tendrá unos "fuertes ingresos" de la Junta que "no van a repercutir en sus trabajadores". "Por lo tanto, el tercer regalo puede rondar unos 500.000 euros", ha lamentado.

Entre los "tres regalos aceptados por UGT", la patronal tendrá más de 1.500.000 euros de ganancias con este convenio. Estas, además de otras, son las principales razones por las que CCOO no ha firmado el preacuerdo y que, además, tienen "consecuencias negativas muy claras" para todo el sector.

En este punto, ha insistido en que siguen teniendo los salarios "más bajos" del transporte sanitario de toda España. "El próximo 31 de diciembre de 2018 nuestros sueldos vuelven a la posición de salida, es decir, al año 2012 (seis años después)", ha lamentado.

Con la subida global del cinco por ciento para todo el tiempo que dure el convenio (2015-2018) "a duras penas" se mantendrá la subida del IPC durante estos cuatro años.

"CCOO ya ha dicho no al preacuerdo del convenio

por

ser totalmente insuficiente, insolidario e injusto", ha continuado Cáceres que ha pedido "reflexión" a los trabajadores a los que, para concluir, ha lanzado la siguiente pregunta. "¿Quieres que la patronal Aleca, con la ayuda de UGT, tenga más de 1.500.000 euros de ganancia en este convenio y no haga ningún esfuerzo para mejorar

tu salario? Pregúntatelo, pregúntaselo", ha señalado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.