Rick Gates
Rick Gates, quien fuera 'número dos' de la campaña electoral del presidente de EE UU, Donald Trump, se declaró culpable de los cargos de conspiración y falso testimonio. EFE

Rick Gates, quien fuera número dos de la campaña electoral del presidente de EE UU, Donald Trump, se declaró este viernes culpable de los cargos de conspiración y falso testimonio en el marco de las investigaciones sobre la posible injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

La declaración de culpabilidad de Gates podría ser el paso previo para que acepte colaborar con la Justicia estadounidense, y poder negociar así una reducción de su pena.

Según los documentos judiciales, podría enfrentar una pena de entre 57 y 71 meses, pero el fiscal especial para el caso, Robert Mueller, podría pedir solicitar rebajarla en caso de que se confirme su colaboración.

Conforme a la acusación presentada por el fiscal especial poco antes de que Gates se declarara culpable, el consultor político mintió a los investigadores federales sobre el contenido de una reunión mantenida en marzo de 2013 en la que se discutió sobre Ucrania.

Gates mintió deliberadamente al negar que en dicho encuentro se trataran asuntos vinculados a la política ucraniana, una reunión en la que también se encontraba el exjefe de campaña de Trump Paul Manafort, un miembro de un grupo de presión y otro del Congreso.

Rick Gates mintió a las autoridades sobre ese asunto el 1 de febrero, el mismo día en que sus abogados presentaron una moción para retirarse como su defensa.

El antiguo asesor podría afrontar casi seis años de prisión, pero Mueller podría solicitar al tribunal que reduzca el tiempo de condena en base a su cooperación con los investigadores.

Fecha de la sentencia

La fecha de la sentencia no se ha establecido públicamente, aunque el tribunal programó provisionalmente una audiencia informativa para el 14 de mayo.

Gates, de 45 años, inicialmente se declaró no culpable de los cargos que pesaban en su contra desde el pasado octubre, incluido lavado de dinero, mientras que este jueves le fueron imputados otros 32 nuevos cargos vinculados al fraude bancario.

En un comunicado emitido después del cambio de declaración de Gates, Manafort afirmó: "Sigo manteniendo mi inocencia".

"Esperaba que mi colega de negocios tuviese la fortaleza para continuar la batalla para demostrar nuestra inocencia. Por razones todavía por aclarar, eligió hacerlo de otra manera. Esto no altera mi compromiso de defenderme contra los falsos cargos acumulados que contienen las acusaciones contra mí", señaló Manafort.

Gates cobra así un rol fundamental en las pesquisas sobre la trama rusa, al poder proveer de información a la oficina de Mueller sobre la implicación de Manafort u otros asesores de campaña de Trump en la presunta injerencia del Kremlin en los comicios presidenciales de 2016.