La actuación se inició después de que se presentara la denuncia en la que se informaba de que habían entrado en su casa, ubicada en Vícar, mientras dormía y tras forzar una de las ventanas.

La víctima indicó a los agentes que de la vivienda le han sustraído gran cantidad de objetos, un televisor, una consola de videojuegos, una torre de música, relojes, gafas e incluso ropa, dejando objetos de más valor.

De la misma forma, comunicó que le habían cogido las llaves de su vehículo, que guardaba en su vivienda, y que lo habían robado de la plaza de garaje si bien posteriormente había sido localizado poco después estacionado en la vía pública, en sentido contrario a la salida natural de la urbanización.

Con esta información la Guardia Civil inició la investigación de los hechos, contando también con el testimonio de una persona que había visto como una mujer estacionaba el vehículo de la víctima y se marchaba andando del lugar.

Dos circunstancias llamaron la atención de los agentes; la primera que la mujer que dejó el vehículo en la vía pública se fuese andando, lo que hace centrar la investigación en personas cercanas al entorno de la víctima y vecinos de la urbanización, y el hecho de que los objetos sustraídos en la vivienda fuesen algunos de escaso valor y personales, lo que hace a los agentes sospechar de una persona, vecina de la víctima, con la que había mantenido una relación sentimental con anterioridad.

El hecho de que esta persona tuviera conocimiento de la vivienda de la víctima, que los objetos sustraídos estuvieran vinculados a la relación sentimental mantenida entre ambos, así como que residiese en la misma urbanización, hizo que las pesquisas en su posible autoría.

La Guardia Civil finalmente llevó a cabo la detención de C.L.B. como presunta autora de un delito de robo con fuerza en las cosas. Las diligencias instruidas por la Guardia Civil han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.