Del Olmo y Álvarez en el acto con las entidades financieras
Del Olmo y Álvarez en el acto con las entidades financieras EUROPA PRESS

Según ha explicado la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, estos dos nuevos instrumentos financieros están cofinanciados al 50 por ciento por la UE al amparo del Programa Operativo FEDER de Castilla y León 2014-2020 que ha puesto en funcionamiento Iberaval como gestor financiero.

El primero es el Fondo de Garantía para el Crecimiento Empresarial, tiene una dotación de 61,6 millones de euros hasta 2021 y permitirá la formalización de préstamos por valor de 342 millones con una inversión generada de 513,1 millones de euros y 51.550 empleos asociados.

Este nuevo fondo respalda operaciones de pymes que quieran mejorar la productividad y competitividad de sus centros de trabajo en la Comunidad mediante la introducción de nuevos procesos y productos para aumentar su capacidad de comercialización. Su plazo de amortización va de uno a 10 años, con dos de carencia incluidos, y cubre hasta el 75 por ciento del riesgo con una cuantía de hasta dos millones de euros.

El otro instrumento es el Fondo de Garantía de Proyectos de I+D y Empresas Innovadoras y está dirigido en exclusiva a compañías de este tipo de cualquier tamaño con el fin de potenciar la implantación en el territorio autonómico de negocios de base tecnológica o que apliquen de manera práctica conocimientos científicos.

Su plazo de amortización oscila entre los cinco y siete años, también con dos de carencia, y ofrece una cobertura de hasta el 80 por ciento para inversiones, planes de negocio y circulante que tengan una cuantía global de hasta dos millones de euros. Según ha detallado la consejera, esta herramienta tiene 19,6 millones a su disposición, que se traducirán en la formalización de 108,8 millones y movilizarán otros 163,2 millones hasta 2021 con una repercusión en capital humano equivalente a 16.396 puestos de trabajo.

Estas son las principales novedades que ha trasladado la consejera de Economía y Hacienda con motivo de la firma de convenios entre Iberaval y una veintena de entidades financieras que colaboran con los programas de apoyo de la Junta a las empresas de Castilla y León para que puedan acceder a préstamos y a avales que garanticen los recursos necesarios para su actividad en respuesta a los años de crisis en los que no pudieron acceder a la financiación de los circuitos tradicionales.

Para ello, ha recordado la consejera, en 2016 se creó el programa de Fomento del Emprendimiento Creador de Empleo (más conocido como ADE Empleo) que prevé inducir la inversión de 66 millones de euros en este ejercicio a partir de la formalización de avales por importe de 57,4 millones -de los que tres proceden de las arcas autonómicas- que se reflejará en la generación de 1.300 puestos de trabajo.

Según sus cálculos, desde que comenzó a funcionar en octubre de 2016 se han movilizado 117,8 millones de euros que habrán estimulado la creación de alrededor de 2.500 empleos en Castilla y León al término de 2018.

Del Olmo ha recordado a este respecto que ADE Empleo ofrece préstamos de hasta 600.000 euros a coste cero para los primeros 40.000 euros por cada nuevo contrato, "con un tope de cinco empleos y para un máximo de cuatro años, además de incluir una cobertura de riesgo de hasta el 20 por ciento del capital suscrito".

Durante su vigencia, que se extiende hasta el 31 de diciembre de este año, el Gobierno de la Comunidad destinará un total de 5,5 millones de euros a este producto, que nació vinculado a la Estrategia de Emprendimiento, Innovación y Autónomos 2016-2020 impulsada por la Consejería de Economía y Hacienda.

A esto ha sumado el histórico ADE Financia, dotado por la Junta con tres millones de euros en 2018, que se dirige a pymes, autónomos y emprendedores de prácticamente todos los sectores. Del Olmo ha informado de que este año habilitará 70,2 millones de euros en créditos bonificados para proyectos empresariales por un importe de 80,7 millones, que tienen asociada la consolidación o generación de 7.650 puestos de trabajo.

Desde su arranque en 2000 la Junta ha proporcionado a las compañías castellanoleonesas 78 millones de euros por esta vía, que han propiciado una inversión superior a 1.455 millones y la creación o el mantenimiento de más de 110.000 empleos, a partir de la realización de cerca de 10.200 operaciones.

Este programa otorga préstamos avalados de entre 6.000 y 600.000 euros con un coste financiero reducido, que puede llegar a cubrir el 100 por cien de la inversión total y tiene un plazo de amortización de hasta 15 años.

Tanto Del Olmo como el presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez, han constatado el impulso de la colaboración público-privada para financiar a las empresas de Castilla y León ante el "extraordinario panorama" para la financiación empresarial en la Comunidad, en la palabras del presidente de la sociedad de garantía recíproca que ve en Castilla y León al mejor entorno para la financiación de las pymes.

"Es el momento de invertir", ha insistido José Rolando Álvarez que ha asegurado a las pymes que tienen abierta la ventanilla de crédito para que lleven a cabo sus proyectos emprendedores en un momento en el que la economía va bien y en el que se va a crear empleo. Álvarez se ha referido en concreto al "círculo virtuoso" en el que participan el apoyo y el asesoramiento que necesitan los negocios para crear empleo de calidad y generar oportunidades de vida en su tierra.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.