Rosana Alonso, diputada de Podemos por Cantabria, en el Congreso
Rosana Alonso, diputada de Podemos por Cantabria, en el Congreso PODEMOS

Así lo ha expuesto la parlamentaria de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en la Cámara Baja, donde ha defendido tres enmiendas de su grupo a la Proposición No de Ley del PP sobre el desarrollo de las infraestructuras ferroviarias entre Palencia y Santander, y con las que ha pedido que se respete el mandato del Parlamento regional de octubre de 2015 cuando, por unanimidad de todos los partidos (PP, PRC, PSOE, Podemos y Cs), se apostó por la modernización del trazado ferroviario Madrid-Santander.

Alonso ha acusado al PP y De la Serna, entonces alcalde de la capital cántabra y diputado autonómico, de "obviar" dicho acuerdo, a su juicio el "más importante" conseguido en la Comunidad en los últimos 20 años, y con el que Cantabria defendía reducir el tiempo de viaje de pasajeros entre Santander y Madrid, "favoreciendo el desarrollo y la igualdad de oportunidades" para la economía autonómica y el Puerto de la ciudad, a través de la construcción de apartaderos con mayor capacidad, algo que también reclamaba la Autoridad Portuaria.

Sin embargo, la portavoz morada de Cantabria en el Congreso ha lamentado que el ministro de Fomento se empeñe en una línea de AVE de Palencia a Aguilar para circular a 350 kilómetros por hora e "insinúe" además su continuación hasta Santander. Una obra, a sus ojos, "complejísima de construir" y que "resultaría carísima".

Alonso ha apuntado asimismo que "ni siquiera está justificado construir la línea de alta velocidad entre Palencia y Aguilar" por la que -ha advertido- "nunca podrá circular el AVE, porque en Aguilar debería cambiar de ancho y solo los Alvia podrían continuar por el resto de la vía hasta Reinosa, Torrelavega y Santander".

Así las cosas, y teniendo en cuenta que los trenes Alvia solo están autorizados a circular a 250 Km/h, "estamos ante una barbaridad y un sinsentido que además de inviable resultará carísimo, elevando los costes a cerca de 1.000 millones de euros para una línea que ahorrará escasos 10 minutos en la que no circulará, en el mejor de los casos, un tren cada 2 horas".

Ante esto, el Grupo Parlamentario Confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea propone "recuperar el consenso adoptado" en Cantabria y adaptar la línea actual construyendo apartaderos para el cruce con mercancías, mejorando el trazado donde sea "más sinuoso", vallando las vías y suprimiendo "todos" los pasos a nivel.

El objetivo es, según explica Alonso, que los trenes puedan alcanzar una velocidad, por vías de ancho convencional, de hasta 200 Km/h, favoreciendo así la implantación de un tren "público y social, eficiente en términos de tiempo y coste de recursos, y reduciéndose el coste de mantenimiento en la mitad del estimado para la línea de alta velocidad".

"Esta intervención sumada a las ya planteadas en el resto de la línea no solo agilizaría la reducción de tiempos, permitiendo conectar Santander con Madrid en menos de tres horas, sino que ahorraría un porcentaje significativo del importe del billete, que solo por ir por vía de alta velocidad, acabará resultando más caro a los viajeros", ha expuesto la diputada de Podemos por Cantabria.

Según sus cálculos, este modelo "ahorraría" al Estado 500 millones de

euros solo en inversión, a lo que hay que sumar el coste de mantenimiento por kilómetro de doble vía de LAV, de unos 100.000 euros al año, "el doble" del montante que supondría la alternativa de mejorar la vía única que plantea Podemos, partidario de destinar el ahorro de recursos al "déficit histórico" en inversión en infraestructura que arrastra el ferrocarril en Cantabria.

Sobre esto último, los podemitas son partidarios de la completa electrificación de la vía estrecha, mejorando el trazado, duplicando vía, apostando por la accesibilidad completa de las estaciones y renovando el material rodante.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.