La 41 Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de València, que se ha inaugurado este viernes, muestra en 30 casetas obras desde 1600 hasta la actualidad. El certamen, ubicado en la Gran Vía Marques del Turia de esta ciudad, permanecerá abierto hasta el 19 de marzo y reúne a libreros de la Comunitat Valenciana y del resto de España.

Así lo han indicado en declaraciones a los medios de comunicación, la concejala de Patrimonio y Recursos Culturales en el Ayuntamiento de València, Glòria Tello; el presidente del Gremio de Libreros de Lance de la Comunitat Valenciana, José Luis Boado, y el vicepresidente de esta entidad, Antonio Lorenzo, en la inauguración de la feria.

Tello ha destacado la importancia de acudir "una vez más" a la apertura de este certamen para manifestar el "apoyo" de los valencianos y ha resaltado que con esta son ya 41 las ediciones celebradas. Asimismo, ha valorado el papel que propuestas como esta tienen para fomentar la lectura y respaldar a quienes "se dedican al mundo de los libros".

"Estamos aquí una vez más dando apoyo a la

Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de València, algo que para nosotros es importantísimo", ha señalado Tello. Ha agregado "en esta ciudad y en toda España, en general, los índices de lectura siempre son mejorables aunque se experimentan mejorías" y ha considerado que "iniciativas como esta resultan indispensables para poder ir avanzando en esa línea".

La edil ha comentado que este año el número de casetas de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de València se ha incrementado en una, hasta alcanzar las 30, y ha indicado que aunque el aumento es pequeño sigue siendo "motivo de alegría" porque "en estos sectores crecer no es fácil". "Aunque sea solo una ya es un motivo de alegría", ha insistido.

Glòria Tello ha asegurado que el Ayuntamiento "siempre" estará "al lado de esta feria" y ha estimado necesario, "tanto desde gremio como desde la ciudadanía", dar "apoyo a la gente que se dedica al mundo del libro". "Quien lee aprende y para nosotros esto es indispensable", ha afirmado.

La concejala ha animado "a todos los valencianos y a todos los turistas que vengan a València durante las Fallas a visitar a los libreros". En este sentido, ha subrayado que el certamen "coincide con unos días muy buenos para la ciudad, días de muchos visitantes" y ha opinado que es algo "muy positivo". Ha agregado que el certamen está "en una buena ubicación" y en "una zona bien visible".

La responsable municipal ha manifestado también su satisfacción por contar en el certamen con "gente de toda España, no solo de la Comunitat Valenciana". Tello y los responsables del Gremio de Libreros de Lance han detallado que hay librerías procedentes de Madrid, Cataluña, Galicia, Castilla y León y País Vasco.

La edil ha apuntado que es "muy interesante" contar con libreros llegados "de tan lejos" y ha señalado que esto muestra que "esta feria está viva" y "tiene peso dentro del sector".

"COSAS MUY CURIOSAS"

Boado y Lorenzo han asegurado, respecto al contenido del certamen, que hay "cosas muy curiosas". El vicepresidente ha indicado que en su puesto de venta se puede encontrar "una colección de más de veinte facturas de la condesa de Ripalda" por "cosas que fueron comprando ella y sus antecesores".

Asimismo, Antonio Lorenzo ha aseverado que en la feria hay "libros desde 1600 ó 1620 hasta la actualidad", así como "postales, cromos, y barajas". "Hay libros muy antiguos que son verdaderas piezas de bibliófilo. No son obras cualquiera, son obras muy buenas y relativamente raras", ha añadido Boado.

Respecto a la situación del sector, el presidente del Gremio de Libreros de Lance de la Comunitat Valenciana, que ha valorado contar con una caseta más que el año pasado, ha advertido de que para estos profesionales "el problema es que cada día es más difícil montar las ferias".

José Luis Boado ha precisado que se enfrentan a "dificultades" de tipo "burocrático" que llevan "a costes". "Hay legislaciones, reglamentos y normas que hay que respetar pero cada vez lo ponen más difícil. Espero que cada vez las cosas vayan mejor. No es lo mismo tener un interlocutor que seis", ha declarado, a la vez que ha apuntado que eso en València pasa "un poquito".

"VENDERLO TODO"

Preguntados por las expectativas que tienen para la 41 Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de València, Boado ha bromeado diciendo que esperan "venderlo todo" y "vaciar las casetas". Lorenzo ha estimado necesario que difundir la celebración del certamen entre la gente para que cuente con público durante todos los días.

"Es necesario que se difunda. Al ser tan larga, en cinco o seis días se va muriendo. La gente no se entera. Llegan las Fallas, que crean mucho interés y nosotros quedamos un poco apartados", ha expuesto el vicepresidente.

Consulta aquí más noticias de Valencia.