La Dirección General de Medio Natural espera desovar en la piscifactoría alrededor de dos millones de huevos y lograr que la mayoría llegue al estado de alevín, alcanzando el objetivo anual de, aproximadamente, un millón de peces entre alevines y añales, todos ellos en perfecto estado sanitario.

Los peces obtenidos serán utilizados para posteriores reforzamientos poblacionales en los ríos riojanos Cidacos, Leza, Iregua, Najerilla, Oja, Tirón y sus afluentes.

El Gobierno de La Rioja adquirió en 1997 la piscifactoría de Brieva con el objetivo de promover y recuperar la riqueza piscícola de la Comunidad Autónoma potenciando la repoblación de trucha autóctona. Simultáneamente a la realización de las obras, se puso en marcha la primera experiencia de producción de truchas y desde entonces han funcionado de manera continuada. La empresa Tragsatec se encarga de la asistencia técnica para la gestión de la piscifactoría.

Esta gestión incluye la ejecución de las labores de producción animal, que suponen labores de limpieza, tratamiento y desinfección, alimentación, selección y clasificación, tareas muy especializadas por tratarse de animales salvajes. De manera complementaria se realizan también labores de mantenimiento, conservación y limpieza de las instalaciones para garantizar el correcto funcionamiento de la planta durante el actual ejercicio.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.