Más de 10.000 vehículos continúan atrapados este viernes en un gran atasco en la isla de Hainan, en el sureste de China, que afecta desde el jueves a decenas de miles de personas que intentaban volver a casa después de las vacaciones del Año Nuevo chino. La isla de Hainan es donde van los residentes a disfrutar de las playas tropicales durante el invierno.

Al parecer, el servicio de transbordador se tuvo que suspender en varias ocasiones por la densa niebla, según informaron las autoridades locales. Esto provocó que más de 21.000 vehículos y 102.000 pasajeros se vieran afectados desde el jueves 22 por la mañana cuando intentaban cruzar el estrecho de Qiongzhou para llegar a la parte continental.

Las autoridades están proporcionando a los afectados edredones, agua y alimentos (galletas, fideos instantáneos o bocadillos) para hacer más llevadera la espera.

En imágenes aéreas divulgadas por la cadena estatal CCTV, se pueden ver kilométricas colas que afectan al puerto y al centro de la ciudad de Haikou. El enorme atasco también ha provocado que se agoten los vuelos durante los próximos tres días a grandes ciudades como Pekín, Shanghái y Cantón, por lo que los afectados solo pueden esperar a que la situación meteorológica mejore.

Sin embargo, las autoridades advirtieron que se espera que unos 50.000 vehículos crucen el estrecho, por lo que probablemente el atasco continuará durante el fin de semana.