Adrián Barbón.
Adrián Barbón. EUROPA PRESS.

Barbón se ha pronunciado en estos términos, a preguntas de la prensa en Laviana, tras la polémica generada después de que se filtrara la existencia de un grupo de whatsapp de militantes del PSOE de Mieres (municipio de nacimiento de Fernández) que hablaban la posibilidad de no acudir a la entrega de un premio al presidente asturiano y exsecretario general de la FSA-PSOE, Javier Fernández.

La situación ha motivado que Fernández ya haya dicho hace unos días que no va a acudir a Mieres, que el exsecretario de Organización y diputado, Jesús Gutiérrez, haya dicho que espera que el 'nuevo PSOE' saque los mismos resultados electorales que el 'viejo' y que la nueva secretaria de Organización haya tenido que intervenir con unas declaraciones en las que ha reclamado unidad y ha mostrado su rechazo a generar tensión.

A las palabras de Llamado se ha remitido Barbón, que no ha querido entrar en el fondo del asunto, a pesar de las continuas preguntas de los periodistas sobre un posible enfrentamiento en el seno del partido.

El nuevo secretario general de la FSA-PSOE ha insistido en que su partido es hoy la única esperanza para cientos de miles de asturianos, incluidos los que han salido este jueves a las calles para reclamar pensiones dignas.

"Nosotros estamos reconectando con la ciudadanía", ha indicado Barbón, que ha explicado que nota que la gente vuelve a mirar a la FSA-PSOE y confiar en ellos. Ha dicho que su organización tiene que "trascender" los problemas orgánicos y preocuparse, sobre todo, de los problemas de los asturianos.

En opinión del dirigente socialista, la prueba de que están haciendo las cosas bien es la "obsesión" de la presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, con su persona, al culparles de que no haya presupuestos. Barbón ha defendido su criterio de no aceptar un pacto con el PP porque incluía una "propuesta envenenada", la de "bajar ingresos y reducir prestaciones sociales".

Consulta aquí más noticias de Asturias.