Participantes en la conexión con la base de la Antártida
Participantes en la conexión con la base de la Antártida UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA

Según ha explicado la Universidad de Córdoba (UCO) en una nota, allí es donde se ubica una de las dos bases militares que España tiene en la Antártida, la base 'Gabriel de Castilla', el lugar desde el que algunos científicos y militares españoles han podido conectarse en directo por videoconferencia con más de un centenar de escolares para explicarles los proyectos científicos que actualmente están llevando a cabo.

Se trata de un encuentro organizado por la Universidad de Córdoba y la Subdelegación de Gobierno que tiene como objetivo dar a conocer el resultado de las investigaciones que se están realizando y subrayar la importancia de la Antártida para el resto del planeta.

El acto ha contado con la presencia de la vicerrectora de Investigación de la Universidad de Córdoba, María Teresa Roldán; el vicerrector de Coordinación Institucional e Infraestructuras de la institución universitaria, Antonio José Cubero; el subdelegado de Defensa en Córdoba, Iñigo Laquidáin, y el coronel jefe del Regimiento La Reina Nº2, Luis Rubio.

Durante el transcurso del encuentro, los alumnos de los institutos 'Trassiera', 'Aljanadic' y 'López Neyra' han podido resolver algunas de sus inquietudes sobre este vasto continente que posee el clima más extremo y la mayor reserva de agua dulce del planeta.

Según han explicado algunos de los integrantes de la expedición, se están realizando investigaciones científicas relacionadas con la fauna y flora, señales de satélites, el hielo, la cadena trófica, la situación de los glaciares y el cambio climático.

Además, también se están llevando a cabo estudios volcánicos, ya que la isla donde se ubica la base, situada más de 1.000 kilómetros del primer lugar habitado, es en sí misma un cráter inundado de agua que aún mantiene signos de actividad. Por su parte, los militares del Ejército de Tierra proporcionan apoyo logístico para que las investigaciones se realicen en las mejores condiciones posibles.

La expedición, que comenzó en enero, se extenderá a lo largo de unos tres meses. Posteriormente, debido a las extremas condiciones meteorológicas, los científicos tendrán que cesar su actividad hasta el próximo año, por lo que la base permanecerá deshabitada y sometida a los rigores del invierno austral.

Durante el encuentro, organizado por sexto año consecutivo, la vicerrectora de Investigación y el vicerrector de Coordinación e Infraestructuras de la UCO han entregado los diplomas que reconocen el trabajo científico realizado por los estudiantes sobre la Antártida.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.