Autobuses TIB en la estación Intermodal
Autobuses TIB en la estación Intermodal CAIB

El juicio, previsto para este miércoles, no se pudo celebrar por la ausencia del acusado, para el que la Fiscalía reclama tres años de prisión por un delito de corrupción de menores.

Los hechos tuvieron lugar en septiembre de 2016. Según el escrito de la acusación pública, el hombre, de unos 28 años, aprovechó que un menor de unos 13 años había entrado en uno de los baños individuales de la primera planta de la estación para entrar en el baño colindante.

Allí pasó al menor, por debajo del panel que separa los retretes, su teléfono con su número escrito y un billete de cinco euros, lo que según el fiscal fue "una evidente propuesta de sexo por dinero".

El menor no le contestó y el acusado volvió a pasar la mano por debajo del panel la mano con el billete y el teléfono, con la frase "¿Quieres entrar en mi baño?". Entonces entró un vigilante de seguridad, que al ver el pase del teléfono decidió llamar a la Policía Nacional.