El concejal de Economía y portavoz, Baldomero Oliver
El concejal de Economía y portavoz, Baldomero Oliver EUROPA PRESS/AYTO.GRANADA

Así lo ha indicado en rueda de prensa este jueves el concejal de Economía de Granada, Baldomero Oliver (PSOE), antes de que la junta de gobierno local tome conocimiento de la estimación de los derechos de difícil o imposible recaudación en el marco de la liquidación del presupuesto 2017.

Oliver ha informado de que esta cantidad se ha incrementado respecto del ejercicio de 2016, cuando estaba en torno a los 112 millones de euros, después de otra "bajada" en el año anterior porque en "esos años se produjeron prescripciones" por valor de más de 30 millones en 2015 y de 35 millones en 2016.

Sin embargo, en 2017, la cifra de cantidades prescritas "ha bajado radicalmente", y se ha situado en 1,2 millones por lo que, en referencia al resto, puede existir la "posibilidad de cobrarlo en las circunstancias que correspondan en su momento".

Respecto a los conceptos, las más cuantiosas son las multas de tráfico pero también hay cantidades "sometidas a procesos judiciales" o correspondientes a "sujetos pasivos que ya no existen" como "empresas en quiebra" que hayan "desaparecido", ha agregado el también portavoz del equipo de gobierno local.

"Más allá del morbo que el tema de las multas pueda provocar desde el punto de vista mediático", ha señalado Baldomero Oliver, "la gestión del cobro de este concepto es francamente mejorable", así como, en general, "la gestión recaudatoria de este Ayuntamiento".

Ante ello, se han puesto medidas en marcha, si bien influye la "falta de modernización de la administración pública municipal", ha indicado Oliver, quien ha aclarado, en lo referente a las cantidades pendientes de cobro de principios de los años 90, que son "no especialmente significativas".

Consulta aquí más noticias de Granada.