Agentes de la Guardia Civil
Agentes de la Guardia Civil OPC/ARCHIVO

Se trata de un vecino de Huétor Tájar que fue sorprendido en un olivar en el paraje Las Sendas por los guardas de campo y huyó en una furgoneta cargada con sacos de aceituna dejando abandonados, no obstante, 200 kilos de los 400 que ya había sustraído.

Los agentes del equipo Roca de la Guardia Civil de Santa Fe se ha entrevistado con varios testigos y con los propios guardas de campo y han conseguido identificar al sospechoso, averiguando además que la aceituna sustraída había sido vendida en un punto de compra de la localidad de Pinos Puente.

Consulta aquí más noticias de Granada.