El Ministerio Fiscal ha abierto diligencias de investigación en relación a la posible muerte por deshidratación de un anciano en una residencia privada de Lugo.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de Fiscalía, tras recibir la denuncia interpuesta por la familia del fallecido, se ha decidido la apertura de diligencias de investigación para "determinar" si los hechos tienen "indicios de delito".

Según recoge la denuncia presentada por la familia ante Fiscalía y ante la Consellería de Política Social, el anciano estaba interno en una residencia de mayores privada de la cuidad de Lugo, desde donde, en agosto del año pasado, fue trasladado al Hospital Lucus Augusti.

El parte médico recoge que el anciano, de 70 años, presentaba problemas respiratorios y que finalmente falleció. No obstante, según la información aportada por la familia en la denuncia, el médico que lo atendió puso de manifiesto un estado de "deshidratación" del hombre, así como una nutrición "límite".

Por ello, los familiares decidieron denunciar los hechos ante la Fiscalía, y dar traslado de esta información también a la Consellería de Política Social, ya que consideran que el centro "desatendió" al hombre y que no fue trasladado al hospital hasta "el último momento".

Además de la investigación abierta por Fiscalía, la Consellería de Política Social, que recibió el lunes el escrito, ha puesto el caso en manos del Servicio de Inspección que, según ha confirmado a Europa Press, "está analizando los hechos denunciados para llevar a cabo las actuaciones que correspondan de cara al esclarecimiento de los hechos". Del mismo modo, se ha puesto a disposición de Fiscalía.

Consulta aquí más noticias de Lugo.