Palma, catedral, pisos, casas, centro, ciudad, recurso
Palma, catedral, pisos, casas, centro, ciudad, recurso EUROPA PRESS

Esta es la principal conclusión que se extrae del estudio sobre la situación del sector en 2017 en el que han detallado que actualmente se está en una fase de crecimiento moderado de actividad, con una fuerte demanda "que solo se puede atender para los segmentos con mayor poder adquisitivo".

"El suelo es cada vez más escaso y más complicado de tramitar, las Administraciones no están actuando para favorecer la disponibilidad de suelo y la obtención de viviendas asequibles", han expuesto.

Además, han indicado que "la inseguridad jurídica no hace más que dificultar o eliminar la puesta en marcha de proyectos que, además de generar crecimiento económico y empleo, cumplen el cometido social de proporcionar vivienda digna a nuestros ciudadanos".

BAJAN LAS VIVIENDAS FINALIZADAS

El número de viviendas finalizadas en Baleares en 2017 ha disminuido un 25 por ciento en comparación con el año anterior, al registrarse un total de 988 frente a las 1.318 de 2016, según un estudio realizado por Proinba.

En un comunicado, la entidad ha resaltado que de las 1.783 viviendas visadas en 2017, solo se hayan finalizado el 55,4 por ciento, acusado por "los grandes retrasos en la tramitación administrativa". Asimismo, en el estudio se constata un entorno de crecimiento y de fuerte demanda de vivienda en Baleares.

En cuanto a la distribución por Islas, Mallorca continúa liderando la actividad, con incremento de un 24 por ciento en unidades, Menorca mantiene una tendencia a la baja, con una pérdida de un 9 por ciento de unidades y en Ibiza crece un 53 por ciento más de unidades.

En cuanto a la venta de viviendas en Baleares se han vendido 15.799 viviendas, 2.725 nuevas y 13.074 usadas. Esto significa un crecimiento interanual del 14,39 por ciento. En relación al año anterior, la venta de viviendas nuevas baja un 2,34 por ciento y la vivienda usada sube un 2,47 por ciento.

PERSPECTIVAS

En cuanto a las perspectivas del sector, desde Proinba han apuntado que ante el crecimiento continuo de población en los próximos diez años en los principales núcleos de población, hay nuevos proyectos para viviendas plurifamiliares que se desarrollaran en los próximos dos o tres años.

Asimismo, han explicado que no se está edificando a nivel de la demanda, "la cifra de edificación de nuevas viviendas en 2018 se acercara a las 1.400 viviendas, de las cuales más de la mitad corresponden a viviendas unifamiliares o adosadas".

Los precios de construcción se están incrementando, principalmente por los costes de las materias primas y la demanda de mano de obra, la demanda seguirá creciendo a medio plazo, no así la oferta, los precios subirán afectados por esta situación.

En cuanto a las actuaciones de las Administraciones, desde la Asociación han considerado que se sigue teniendo una "muy fuerte inseguridad jurídica" en el sector y que, pese a las normativas tramitadas esta legislatura, no ven que "aporte mejoras a medio y largo plazo".