El artista manchego ha recorrido varios espacios del Museo vallisoletano, especialmente la Capilla de los Condes de Fuensaldaña, donde se encuentran expuestas estas dos esculturas en las que se muestran las realistas cabezas de gran tamaño de una bebé, su nieta, con los ojos cerrados y con los ojos abiertos.

Estas obras, que formaron parte de la exposición 'Realistas', acogida por el Patio Herreriano entre enero y mayo del año pasado, se podrán visitar hasta el próximo 11 de marzo.

Posteriormente, el pintor y escultor ha sido recibido por el alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.