València camina
València camina AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA

Ribó, que ha presentado este miércoles la Jornada València Camina junto con responsables de la asociación Arquitectúria, Sileno Català y José Luis Gisbert, el encargado de Flow en Ginebra, Pasqualle Cancellara, y el responsable de Walk 21, Martin Wedderburn, ha explicado que la ciudad construyó muchos carriles para vehículos motorizados y lideró rankings mundiales de semáforos per cápita, mientras que los viandantes eran apartados a aceras estrechas, desviados "muchos metros" de sus trayectorias naturales de paso y sometidos a "largas" esperas frente a semáforos para que el tráfico fuera fluido.

"¿Hay algo más natural que caminar?", se ha preguntado el alcalde, para después indicar que "lamentablemente" sí es necesario reivindicar este derecho.

El edil, que ha tomado parte en el recorrido a pie desde la Estación del Norte hasta el Centre Cultural la Nau, ha manifestado que ha sido un paseo "muy interesante". "Hemos comprobado como todavía es necesario avanzar para facilitar la movilidad de los peatones", ha indicado.

En este sentido, Ribó ha sostenido que la nueva administración trabaja para tener una ciudad más "sana, saludable y amable" para socializar sus calles.

Para ello, el alcalde ha señalado algunas de las medidas llevadas a cabo desde el Govern de la Nau, como la ampliación de aceras en distintos lugares de la ciudad como el centro o el Cabanyal, el aumento de los aparcamientos para motos para que "bajen de las aceras por las que camina la gente", una "fácil" movilidad sostenible con rutas y caminos "seguros" para ir al colegio, y la instalación de badenes para mejorar la seguridad de las personas.

Sin embargo, Ribó ha lamentado las "habituales y notorias" resistencias que exigen que el espacio público continúe siendo para coches y motos, aunque ha destacado que estos "apenas suponen el 30% de los desplazamientos en la ciudad".

El edil ha sostenido que "está claro" que en València "se camina más de lo que se va en coche". "Es razonable que el espacio lo repartamos, y cuando se reparte es evidente que ganan los que tienen menos y que los que tienen más igual han de perder en beneficio del resto", ha explicado.

"Es muy importante que la gente se dé cuenta que la movilidad no se mide solo a partir del coche, sino también de la facilidad de caminar o de ir en bici", ha destacado Ribó.

Por ello, ha señalado que el "verdadero" símbolo de progreso es caminar, ir en bicicleta y cuidar el entorno, mientras se utiliza racionalmente el resto de vehículos y ha agradecido la creación del movimiento ciudadano Flow, que reivindica vivir en una ciudad "saludable".

"Caminando hemos llegado donde estamos y como continuaremos garantizando un futuro de calidad a las nuevas generaciones", ha indicado el alcalde.

"IGUALDAD DE CONDICIONES"

La Jornada, que ha tenido lugar en el Centre Cultural la Nau, ha presentado la nueva plataforma para viandantes València Camina, promovida desde Arquitectúria, que trabajará por una ciudad que invite a todas las personas a caminar, y busca dar a conocer la metodología Flow, un proyecto europeo que pretende poner caminar e ir en bici en "igualdad de condiciones" con respecto a los modos de transporte motorizados como solución para enfrentar la congestión urbana.

Uno de los encargados del proyecto Flow en Bruselas, Pasqualle Cancellara, ha explicado que pretenden desarrollar una metodología amigable para el usuario, con un cambio en el modelo de transporte, para evaluar la efectividad de las medidas favorables a caminar e ir en bici, para lo que ya cuentan con seis ciudades: Lisboa, Dublín, Munich, Budapest, Sofía y Gdynia.

Así, Cancellara ha destacado que "se trata de desplazar personas, no vehículos", porque lo importante es cómo transportar a la gente dentro de la ciudad para optimizar dicho transporte.

En este sentido, considera que apostar por caminar y el ciclismo supone significativos beneficios para la ciudad, como infraestructuras más baratas, menos gasto de energía o la mejora del flujo de tráfico; y para la salud, por la menor presencia de coches, ruidos y polución, reducción de costes sanitarios, más espacio urbano y mayor interacción social, entre otras.

"QUE NOS PONGAN LA ALFOMBRA ROJA"

El responsable de Walk 21 -una de las empresas que colaboran con Flow-, Martin Wedderburn, ha explicado qué es la "caminabilidad" en la ciudad y ha indicado que hay 7.300 millones de razones para invertir en caminar, porque "lo que queremos es estar donde nos pongan la alfombra roja".

Consulta aquí más noticias de Valencia.