La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, ha informado de que llevará a la Comisión de Servicios que se celebrará el próximo martes una propuesta para archivar el expediente del contrato de gestión del servicio público del alumbrado público y del mantenimiento eléctrico de las instalaciones municipales, que fue aprobado al final de la pasada legislatura, en el Pleno de febrero de 2015 con el único voto favorable del PP y el voto en contra del resto de los grupos.

Bolado ha explicado que esta propuesta que se llevará a Comisión para su debate incide en los argumentos que ya esgrimió su Grupo Socialista en aquella sesión plenaria, y sobre la que el tiempo "nos ha ido dando la razón", ya que "no se puede hipotecar al Ayuntamiento con un contrato de 20 años cuando el sector eléctrico está en pleno desarrollo e incorpora rápidamente nuevas tecnologías que provocan que en un plazo tan largo de tiempo cualquier dispositivo que se esté empleando ahora pueda quedar obsoleto y desfasado".

En un comunicado, la regidora ha explicado que en aquel pleno ya se advirtió de que el modelo productivo energético evoluciona por lo que un contrato a tan largo plazo lo único que acarrearía sería "encorsetar el futuro de Camargo a un contrato anticuado puesto que de aquí a dos décadas estaríamos empleando tecnologías desfasadas, anticuadas, que serían más caras de mantener y que consumirían más energía".

De hecho, ha enfatizado que esas novedades de las que avisó el PSOE en cuanto a la gestión del servicio público de alumbrado se produjeron en mayo de 2015, sólo tres meses después de que el PP aprobara en solitario el expediente, cuando el Ministerio de Industria, Energía y Turismo convocó ayudas para la renovación de instalaciones de alumbrado público exterior municipal que permitían a los ayuntamientos solicitar préstamos de hasta cuatro millones de euros sin intereses y a diez años de amortización más uno de carencia.

"Esto hubiera sido suficiente para amortizar en una década la inversión a coste cero para las arcas municipales de los 6.000 puntos de luz existentes en el municipio sin hipotecar el futuro del municipio al ligarlo a un contrato de una actividad tan tecnológica y cambiante como es la electricidad", ha indicado.

A ello se suma que asociaciones del sector han alertado de que se estaría vulnerando el derecho a participar de empresas ya que para tomar parte en el proceso las compañías deberían acreditar, según los pliegos que aprobó el PP, al menos un contrato de gestión de un servicio de mantenimiento de alumbrado público de iluminación exterior superior a 6.000 puntos de luz al menos durante un año en los cinco últimos ejercicios.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.