Prototipo del sistema de riego
Prototipo del sistema de riego UPV

El sistema, que se enmarca en el ámbito de la agricultura de precisión, permite recopilar parámetros del entorno y la tierra mediante un conjunto de sensores distribuidos en diferentes puntos del campo, explican responsables del proyecto a través de un comunicado.

Según apunta Sandra Sendra, investigadora de la UGR, usando este tipo de tecnología además de reducir los costes de producción, es posible saber con precisión qué tipo de riego requiere la zona, si es necesario aplicar fertilizantes y qué técnica de cultivo es la más recomendable. "Además, se ha demostrado que los sensores que hemos desarrollado proporcionan una mayor precisión y seguridad de datos, en comparación con los sistemas actuales", añade la experta.

Por su parte, Jaime Lloret, profesor del Campus de Gandia de la UPV, destaca que con este sistema se puede reducir el impacto medioambiental, aumentar la calidad de los productos de calidad y ahorrar recursos. "Ayuda a adaptar, de manera inteligente, las rutinas de riego a las necesidades del área y la especie plantada, a partir de los parámetros recogidos", destaca.

La colaboración entre la UPV y la UGR ha sido impulsada por la Obra Social "la Caixa" y la Fundación Triptolemos, a través de su programa de movilidad de doctores. Este programa ha hecho posible que la investigadora Sandra Sendra, doctora por la Universitat Politècnica de València y profesora e investigadora en la UGR, esté realizando actualmente una estancia en el Campus de Gandia para materializar este trabajo.

AGRICULTURA DE PRECISIÓN

La agricultura de precisión es un término que define la gestión de la producción agrícola sobre la base de la observación, la recogida de datos y la consiguiente actuación, con el fin de mejorar la eficiencia del cultivo, tanto agronómica, como medioambiental o económica. Esta agricultura requiere de tecnologías que proporcionan la información para optimizar el uso de recursos; del mismo modo, permite predecir con mayor seguridad los resultados en los cultivos.

El grupo de investigación Comunicaciones y Redes del Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de zonas Costeras (IGIC) del Campus de Gandia, colabora actualmente con el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (Imidra).

El objetivo del trabajo conjunto es la creación de un sistema autónomo basado en una red inalámbrica de sensores, que permitirá el control, monitorización y cuidado de praderas urbanas. El fin último es reducir el consumo de agua, productos fertilizantes y sostenibilidad de la pradera urbana, a la vez que se mantiene la buena calidad del producto.

Consulta aquí más noticias de Valencia.