A partir del próximo jueves, 22 de febrero, el Consistorio ha anunciado que será necesario cerrar al tráfico los carriles dirección jardín del Malecón y se mantendrá abierto un carril de circulación en sentido hacia Ronda Norte.

El tráfico que va desde Ronda Norte hacia el Malecón se verá desviado por dos rutas: la primera de ellas por la calle Olma, calle Escultor Sánchez Lozano y calle Bolos, para los autobuses de Lat y de la estación de autobuses. Y la segunda de ellas por calle San Andrés, Doctor Quesada Sanz, Sierra Nevada, calle Bolos y García Alix para los autobuses de Transportes de Murcia y los vehículos particulares.

Además, será necesario trasladar la parada de autobuses sitruada actualmente junto a la farmacia de la calle García Alix a la calle Sierra Nevada, en la entrada lateral de la estación de autobuses.

Los trabajos consistirán en la sustitución del adoquín actual por un pavimento continuo de mejores características mecánicas que el actual. De esta forma se mantendrán las condiciones estéticas y de diseño del entorno, se mejorará su mantenimiento y se reducirán las molestias causadas por ruidos y vibraciones.

Para ello, el proyecto de remodelación prevé sustituir el adoquín de hormigón prefabricado por una mezcla bituminosa en caliente, cuya capa de rodadura posea un acabado impreso de relieve similar al adoquín existente.

Debido a la alta intensidad media diaria de vehículos que transitan por la calzada, el actual material provoca la inestabilidad del firme, genera movimientos en los adoquines y provoca en algunos lugares la ruina del pavimento. Una situación agravada por tratarse de una vía empleada para el acceso a la Estación de Autobuses de Murcia y una vía de conexión entre el norte y el sur de la ciudad. Por todo ello, la renovación propuesta dará solución a estos problemas.

Además, cabe destacar que en el entorno urbano del ámbito del proyecto, la actual plaza de San Agustín, se emplazan importantes edificios monumentales, como el Museo Salzillo, compuesto por la Iglesia de Nuestro Padre Jesús Nazareno y el edificio anexo reconstruido con la fachada del Palacio Riquelme, así como por la Iglesia de San Andrés. Por ello, y por tratarse de un entorno BIC, cuenta con la autorización pertinente de la Comunidad Autónoma.

La Plaza fue totalmente remozada por el arquitecto Yago Bonet, quien pretendió una total regeneración del entorno urbano, así como remarcar el carácter representativo y ceremonial de un espacio que congrega una vez al año a miles de personas que se acercan a contemplar la formación del cortejo procesional y la salida de los pasos de Salzillo de la iglesia de Jesús.

Las obras, en las que se invertirán 68.244 euros, las desarrollará Miguel Conesa Franco, en un plazo de un mes.

Consulta aquí más noticias de Murcia.