A ellos accedían escalando o forzando ventanas y puertas, para reinvertir lo obtenido en el cultivo de marihuana, habiéndoseles incautado a la pareja que lideraba el grupo un cultivo con 830 plantas y 700 esquejes.

Los procesados, jóvenes de entre 22 y 29 años, están acusados por la presunta comisión de hasta diez delitos relacionados con la pertenencia a grupo criminal, la falsedad documental, el robo con fuerza en las cosas en vivienda, la salud pública y la tenencia ilícita de armas, según detalla el fiscal en su escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press.

Una pareja de un joven albanés y una chica rumana -que se enfrentan a las mayores peticiones de pena, él a 14 años y medio de prisión, y ella a once años y diez meses- daban el "soporte logístico, localizando y alquilando apartamentos", que "permitieran un rápido acceso a las vías de comunicación del cinturón de Granada".

Lo hacían con coches que alquilaban o adquirían, poniéndolos a nombre de "terceros ajenos a las finalidades del grupo". Estas actividades logísticas se llevaron a cabo al menos desde julio de 2014, cuando se instalan, en un caso utilizando una identidad falsa, en dos viviendas de Alhendín y Otura.

Para los supuestos atracos en viviendas se habrían organizado en grupos de dos o tres componentes, "en horario de tarde, aprovechando la ausencia de sus moradores, tras haber estudiado cada enclave y sus vías de acceso previamente" para, más tarde, apoderarse de "joyas, dinero en efectivo, relojes y pequeños aparatos electrónicos, con cuyo importe posteriormente se financiaban actividades de cultivo de droga".

En un registro en uno de los chalets alquilados, el 26 de noviembre de 2015, se hallaron asimismo varios teléfonos móviles sin conexión a Internet, los conocidos como 'narcophones', "empleados por los acusados para evitar su geolocalización, y diversas joyas producto de las sustracciones".

El coche utilizado en uno de los atracos, en Ogíjares, se vio envuelto el 22 de enero de 2016 "en una persecución en Sevilla, tras la que fueron detenidos dos ciudadanos albaneses". También habrían delinquido en urbanizaciones de Cúllar Vega, Las Gabias y La Zubia, todas localidades del cinturón de Granada capital.

Entre los detenidos, hay dos de nacionalidad española, quienes, con antecedentes penales, se enfrentan a sendas penas de cinco años y diez meses de prisión por supuestos delitos de participación en organización criminal y contra la salud pública. Los demás son de procedencia albanesa, a excepción de la única mujer del grupo, originaria de Rumanía, por lo que, en caso de ser condenados, podrán conmutar sus penas con la expulsión del territorio español, en las condiciones contempladas por la ley.

Consulta aquí más noticias de Granada.