Contenedores De Reciclaje
Contenedores de reciclaje de Barcelona. DIPUTACIÓN DE BARCELONA

El Ayuntamiento de Barcelona comenzará la noche de este lunes el sistema de recogida selectiva de residuos puerta a puerta en los domicilios del casco antiguo del barrio de Sarrià.

En declaraciones a los medios, el responsable técnico de limpieza del distrito, Martí Arasanz, ha explicado que este sistema de recogida se basa en que los vecinos deben dejar las bolsas de residuos separados en las puertas de sus domicilios entre las 20 y las 22 horas, y los servicios de limpieza las recogerán durante la noche para reciclar los residuos.

Este modelo diferencia cinco fracciones de residuos que los vecinos deben separar: los orgánicos; los reciclables, que son los envases de plástico y la novedad es que se ha incluido a otros tipos de plástico y a algunos residuos de metal; papel y cartón; rechazo, y residuos sanitarios, mientras que el vidrio continuará con el reciclaje tradicional en los contenedores verdes.

La recogida se realizará los lunes, miércoles, viernes y domingos, y cada fracción tendrá sus días específicos de recogida, aunque el resto de días el consistorio habilitará unas áreas de emergencia en la plaza Artós, laplaza Sant Vicenç y la plaza de Consell de la Vila, donde los vecinos podrán depositar los residuos si lo necesitan.

Facilitar el reciclaje

Cada tipo de residuo se identificará con un color diferente a través de los cubos y las bolsas que proporcionará el Ayuntamiento de manera gratuita para "facilitar el máximo" el reciclaje de los vecinos, ya que reconoce que este sistema requiere un esfuerzo por parte de los ciudadanos.

De esta manera, para el orgánico han entregado dos cubos marrones: uno pequeño para acumular los residuos en casa y otro más grande para bajarlo a la puerta del domicilio con capacidad para varias bolsas, y para el resto de fracciones los vecinos tendrán bolsas con los colores tradicionales de los contenedores.

El consistorio entregará a los vecinos las bolsas necesarias para reciclar durante un año y está estudiando si a partir del próximo año podrán vender las bolsas en los supermercados.

Superar las tasas de reciclaje

Arasanz ha destacado que el objetivo de este nuevo sistema es "reciclar el máximo que se pueda" y alcanzar una tasa de reciclaje entre el 60% y el 70%, ya que actualmente con el sistema de contenedores está en un 36% aproximadamente.

Además, ha expresado la necesidad de mejorar el reciclaje de la fracción orgánica, ya que es la que tiene unos índices más bajos, por lo que ha afirmado que es en la que han puesto "más énfasis" y un mayor presupuesto.

Ha sostenido que para que funcione es necesario un "cambio de mentalidad", pero se ha mostrado convencido de que puede funcionar, ya que defiende que en muchos municipios llevan años con este modelo y que les funciona.

"Lo que hemos hecho es coger las experiencias de otros pueblos y a través de la ayuda de mucha gente que ha diseñado proyectos lo hemos aplicado aquí en Sarrià y creemos que puede funcionar", ha asegurado.

Además, ha considerado que este sistema se podría aplicar en otros barrios y zonas de la ciudad, porque cree que "es un modelo que se ha demostrado que funciona".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.