Según han informado desde el Ayuntamiento hispalense, los hechos se produjeron cuando una pareja de agentes que se encontraban de servicio en el cruce de las calles Velázquez y O'Donnell observaron a un hombre portando una caja y que iba a la carrera seguido por una mujer joven procedente de la calle San Eloy.

Al verlos, el hombre se adentró en el pasaje de O'Donnell en dirección hacia la Plaza de la Magdalena.

Los agentes iniciaron a pie a la persecución, durante la cual dos operarios que se cruzaron en su camino intentaron detener al hombre y, aunque no lo consiguieron, sí le obligaron a soltar la caja que portaba, que la cogió la mujer que lo perseguía, y que contenía bolsos de mano que acababa de sustraer en un establecimiento de la zona valorados en casi 500 euros.

La Policía Local continuó la persecución a la carrera, consiguiendo finalmente darle alcance en la calle San Eloy, y procediendo a la detención y puesta a disposición judicial.

La joven que lo perseguía explicó a los agentes que es trabajadora de una tienda de modas y que observó un comportamiento "anómalo" en este hombre, y, tras salir éste del local, se dio cuenta de que faltaban varios bolsos que estaban ubicados en una zona situada a la entrada del local, por lo que intentó darle alcance, aunque el individuo comenzó a correr al percatarse de que ella lo llamaba.

La Policía Local informó a la joven de los pasos a seguir para formalizar la denuncia, quedando en posesión de los bolsos en calidad de depósito.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.