Esta recomendación se produce tras la queja que presentó un padre del CEIP Cervantes de València sobre la forma de proceder de este centro educativo ante los posibles accidentes en el control de esfínteres o por vómitos de los niños de primer curso de Infantil, de tres años.

Según explica el Síndic en un comunicado, el protocolo de esta escuela consiste en llamar a los padres del menor para que acuda al centro "lo antes posible" y asear a su hijo. Una práctica que "no es única de este centro" y que el autor de la queja consideraba "cruel, poco higiénica y antipedagógica".

El departamento que dirige Vicent Marzà envió un informe al Síndic en el que indicaba que no era función de los profesores cambiar y asear a los niños que tengan algún incidente por incontinencia. No obstante, el Síndic subraya que Educación sí dota de personal encargado de la higiene corporal en aulas experimentales de Infantil de dos años, desde 2016.

El defensor ha advertido que la omisión de auxilio por parte de los adultos de su entorno más próximo puede generar "reacciones psicológicas no deseadas". En estas situaciones, Cholbi entiende que se debe anteponer el bienestar de los menores a otras cuestiones organizativas, ya que "siempre debería primar la higiene, seguridad y bienestar del menor sobre cualquier otra consideración".

"DESPROTECCIÓN, INSEGURIDAD Y HUMILLACIÓN"

Bajo este prisma, el Síndic de Greuges considera que el hecho de "dejar al niño mojado y sucio ante el resto de los compañeros a la espera de acudan sus familiares coloca al menor en una situación de desprotección, inseguridad y humillación".

Ha lamentado además que "en muchas ocasiones, el lugar de trabajo de los padres está lejos del colegio, pueden carecer de vehículo propio o sencillamente no tienen libertad para abandonar su puesto de trabajo e ir a asear a su hijo cuando se produce un escape".

En cualquier caso, el Síndic ha recordado que la Educación Infantil tiene entre sus objetivos la adquisición de hábitos y actividades relacionadas con la higiene corporal para lograr una progresiva autonomía personal; una autonomía que algunos niños, especialmente los más pequeños de la clase, no poseen al empezar el colegio, por lo que requieren de cierto apoyo asistencial que atienda a estas necesidades.

Consulta aquí más noticias de Valencia.