Según ha indicado la Policía Nacional en una nota, los agentes especializados en el control y vigilancia de los medios de transporte realizaban un servicio en esta línea al considerar que podría estar siendo aprovechada por organizaciones dedicadas al narcotráfico para introducir hachís en la península.

Así, mientras realizaban una patrulla, un grupo de mujeres levantó las sospechas de los agentes, que avisaron a sus homólogos del puerto de Algeciras para preparar un dispositivo a la llegada del barco.

Una vez en tierra, las cinco mujeres fueron paradas e identificadas y manifestaron que estaban embarazadas. Ante tal hecho, los agentes trasladaron a las investigadas hasta el Hospital Punta Europa donde un ginecólogo las examinó y determinó que de las cinco, solo dos estaban embarazadas.

Así pues, una vez realizadas las pruebas radiológicas a tres de ellas y al resto un examen ginecológico, el resultado confirmó que en el interior de sus organismos existían múltiples cuerpos extraños, resultando ser bellotas de hachís.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.