Sindicatos y patronal ofrecen una rueda sobre las gasolineras sin atender
Sindicatos y patronal ofrecen una rueda sobre las gasolineras sin atender EUROPA PRESS

Los sindicatos UGT y CCOO y la Agrupación de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles de Castilla y León (Avecal) han calificado de "chiringuitos" las gasolineras sin atender, las cuales han advertido que destruyen empleo y carecen de seguridad, y han criticado la intención de la Junta de revertir la Ley que obliga a estas instalaciones a contar con empleados.

Así lo han explicado el responsable del Sector Energético y Estaciones de Servicio de UGT-FICA Castilla y León, José Manuel Montero; el responsable de Estaciones de Servicio de CCOO Industria, José Ignacio Blanca; y el vicepresidente y portavoz de Avecal, Rafael Pizarro, después de que el Grupo Parlamentario Popular haya registrado en las Cortes la Proposición de Ley que permitirá revertir la normativa que modificó el Estatuto del Consumidor para garantizar la atención en estaciones de servicios sin personal ante el requerimiento de la UE.

El responsable de la patronal ha expresado la "sorpresa" y "enfado" de los empresarios de Castilla y León y ha dudado de que la Junta no pudiera haber hecho algo y que sólo sea una decisión de la Unión Europea, cuando tenía la posibilidad de hacer un estudio sobre la necesidad y conveniencia de la modificación del Estatuto del Consumidor para garantizar la atención en estas gasolineras automáticas.

Pizarro ha criticado además que no se haya "apurado" el plazo y cree que revertir la modificación que se hizo perjudica a todos los consumidores, sobre todo a los que tienen la "voz más débil" como las personas con discapacidad.

Asimismo, ha señalado que afecta al empleo a corto y medio plazo, lo que supondrá menos IRPF y más prestaciones por desempleo, cuando la parte más importante de las empresas son sus trabajadores, en el caso concreto de las más de 700 estaciones de servicio de Castilla y León una cifra que supera los 3.000 empleados, muchos de ellos en el medio rural, donde se localizan el 70 por ciento de las mismas.

A este respecto, ha señalado que por cada "chiringuito" -calculan que hay unas 150 gasolineras de este tipo en la Comunidad- que se abre se pierde una media de 5,6 puestos de trabajo.

RIESGO POTENCIAL

En este marco, además de los perjuicios para los consumidores y el empleo que suponen, en su opinión, ha señalado el riesgo que las gasolineras tienen por la naturaleza de los productos que venden, que no es "una broma", cuando las estaciones "de servicio" -palabra que ha subrayado por lo que implica- se someten a numerosas inspecciones. Además, ha incidido en quién actúa en caso de que haya un problema, se necesite una hoja de reclamaciones, acuda un inspector o haya un accidente.

Por su parte, el responsable de UGT ha cuestionado el modelo social que se persigue con negocios que cada vez dejan más en manos de los clientes las labores que hacen trabajadores, lo que a su juicio pone en peligro el Estado de Bienestar, pero además ha asegurado que estas empresas contratan a trabajadores en el marco de un convenio que no es el suyo, sino como auxiliares de comercio, lo que supone menos salario pero también que carezcan de formación, sobre todo en seguridad y los riesgos que suponen las gasolineras.

También ha hecho hincapié en la dificultad añadida que supone para una persona con discapacidad y la petición del Cermi de que estas gasolineras precisen de empleados.

"Si hay voluntad política, se puede", ha dicho Montero, quien ha incidido en el hecho de que empresarios y sindicatos estén del mismo lado en esta materia, ya que piden que haya "libertad de negocio" pero "con las mismas reglas" para todos.

También José Ignacio Blanca se ha expresado en la misma línea, en la preocupación que supone de "destrucción" de empleo de estas gasolineras, cuando Castilla y León no está en condiciones de perder empleos en el sector y en general.

Además de la falta de seguridad ante la "potencialidad" del riesgo y la falta de formación del personal, ha insistido en la dificultad añadida para las personas con discapacidad, que tienen derecho a acceder a un combustible más barato pero duda de las posibilidades de acceso a estas instalaciones.

Por otra parte, en cuanto a las gasolineras de las cooperativas, todos han aclarado que no están en contra de ellas ni de Urcacyl, pero si se dedican a la distribución a los agricultores, pero no en el caso de que sean para el público en general.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.